¿Es bíblica la idea de la madre naturaleza?


Pregunta: "¿Es bíblica la idea de la madre naturaleza?"

Respuesta:
Las primeras referencias fechadas escritas y más fiables de la madre naturaleza se encuentran en los transcritos griegos micénicos fechados en los años 12 o 13 a.C. El término Madre Tierra es transliterado como "ma-ga" o "Madre Gaia". Esta idea tuvo sus raíces en los filósofos presocráticos que habían "inventado" la naturaleza, y además fue defendida por el filósofo griego Aristóteles. Otras culturas han abrazado la idea de que la "naturaleza" tenía su propio espíritu y relevancia única de Dios el Padre. La cultura indio americana es una de esas culturas que cree que hay algo que se llama "madre tierra", que provee el agua de la vida, que les da la abundante provisión de alimentos. En realidad, nadie excepto Dios provee para nuestras necesidades básicas de alimento, vivienda, agua y vida.

El término madre naturaleza a veces se utiliza en forma general para referirse al medio ambiente como un todo. El término generalmente es utilizado en relación con ideologías políticas y culturales tales como el calentamiento global, el medio ambiente, y el cambio climático. Para algunos, los informes de prensa sobre el aumento de las temperaturas, aumento del nivel del mar, los violentos incendios forestales, terremotos, tsunamis, huracanes, la aparición de nuevas enfermedades, e incluso enfermedades del pasado y similares, demuestran que la "madre naturaleza" es una especie de diosa caprichosa que causa estragos en todo el planeta.

Es Dios quien controla las fuerzas de la naturaleza: "El que hizo la tierra con su poder, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió los cielos con su sabiduría; a su voz se produce muchedumbre de aguas en el cielo, y hace subir las nubes de lo postrero de la tierra; hace los relámpagos con la lluvia, y saca el viento de sus depósitos" (Jeremías 10:12-13). Jesús demostró Su divino poder sobre la naturaleza cuando calmó el mar embravecido (Mateo 8:26). También es cierto que hay leyes naturales obrando en nuestro entorno; estos son sistemas que Dios instituyó (Génesis 8:22). Dios creó nuestro mundo; el pecado humano lo dañó (Romanos 8:19-22). Sin embargo, Dios todavía sostiene nuestro mundo (Colosenses 1:16-17). No hay diosa caprichosa en juego.

Otra idea extraña es que la madre naturaleza es de alguna manera la esposa o cónyuge de Dios y ella gobierna en el cielo junto a Él. Esta idea de un "dios madre y padre", es vista en algunas tradiciones católico romanas que declaran a María como la "reina del cielo". Sin embargo, la biblia declara que Dios, en la divinidad trina, domina en el cielo y la tierra y no necesita de nadie (Daniel 4:25). La naturaleza es Su creación y sólo Él la sostiene y protege y, al hacerlo, da testimonio de Su bondad y benevolencia para con ella. "Si bien no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, llenando de sustento y de alegría nuestros corazones" (Hechos 14:17).

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Es bíblica la idea de la madre naturaleza?

Suscríbete a la pregunta de la semana