settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre la lealtad?

Respuesta


La palabra lealtad despierta un fuerte sentimiento de pertenencia y solidaridad. Con ella viene la idea de fidelidad de todo corazón, junto con una entrega y un compromiso incondicionales. En la Biblia, el concepto de lealtad es exclusivamente de tipo relacional. Significa que todo nuestro ser está completamente comprometido con alguien (Josué 24:15). Esta lealtad se expresa tanto en el ámbito divino como en el humano, tal y como aparece en los dos primeros mandamientos: "Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas", y "Ama a tu prójimo como a ti mismo" (Marcos 12:29-31; cf. Juan 15:13; 1 Juan 3:16).

Dios ha establecido la mismísima esencia de la lealtad a través de Su relación de pacto con Su pueblo: "Conoce, pues, que el Señor tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones" (Deuteronomio 7:9). A través de Su pacto, el pueblo de Dios tiene la seguridad de Su amor eterno, del cual ningún creyente puede separarse jamás (Romanos 8:35-39). Dios promete Su lealtad y compromiso con nosotros. Aunque los pactos de Dios con el hombre son unilaterales, pues promete cumplirlos por sí mismo, también hay una llamada a la lealtad por parte del hombre. Porque Dios dejó en claro que "si llegares a olvidarte del Señor tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis" (Deuteronomio 8:19). Los que resultan ser desleales son los que demuestran que no le pertenecen (1 Juan 3:24). Pero en cuanto a los creyentes, tenemos la promesa de que "si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo" (2 Timoteo 2:13).

Estamos obligados a ser leales en nuestras relaciones con los demás. Pablo habla de su "compañero fiel" en Filipenses 4:3. Posiblemente esta persona desconocida sea Tito o Silas, pero, cualquiera que sea, era alguien que trabajaba fielmente con Pablo. También está Rut, la personificación misma de la lealtad, tal como se demuestra en su completa devoción y compromiso con su suegra: "No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios" (Rut 1:16).

La lealtad de los verdaderos creyentes se demuestra en el compromiso con Jesús y Su evangelio (Marcos 8:35; Romanos 1:16). Es el reconocimiento de que Jesucristo es nuestra única autoridad y fuente de salvación (Mateo 28:18; Juan 14:6). Tal devoción y compromiso debe reflejar la actitud del apóstol Pedro, quien dijo: "si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo" (1 Pedro 4:11).

Como discípulos de Jesús, demostramos nuestra lealtad y sacrificio al obedecer Su mandamiento: "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame" (Marcos 8:34). Pero aun cuando no somos completamente leales y fieles a Él, tenemos la seguridad de que Él permanecerá leal con nosotros: "Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mateo 28:20).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre la lealtad?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries