¿Hay algo que pueda hacer para garantizarme una larga vida?



 

 

Pregunta: "¿Hay algo que pueda hacer para garantizarme una larga vida?"

Respuesta:
"'Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra" (Efesios 6:2-3). En este pasaje, el apóstol Pablo está citando específicamente los diez mandamientos de Éxodo 20:12: "Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da". Esto representa el único caso en que Dios relaciona la larga vida como una recompensa por algo que hacemos. ¿Es verdad esta promesa de larga vida por honrar a los padres? Y si es así, ¿por qué para Dios es tan valioso el honrar a los padres para que lo recompense con larga vida?

En primer lugar la promesa si es cierta, pero no en un sentido universal. Hay personas que honraron a sus padres pero murieron jóvenes. Y hay personas que no honraron a sus padres, pero vivieron una larga vida. Por lo tanto, es un principio que generalmente es verdad. Si usted honra a sus padres, por lo general, Dios lo recompensará con una larga vida. Sin embargo, esta promesa no invalida otras decisiones que tomamos que repercuten en cuanto tiempo vivimos. Por ejemplo, si un hombre honra a sus padres, pero luego decide suicidarse, el acto del suicidio "invalida" la recompensa de larga vida. Lo mismo se puede decir de quienes se involucren en actividades irresponsables y peligrosas. La recompensa que Dios hace de larga vida por honrar a los padres, milagrosamente no lo hace inmune de lesiones graves o incluso de la muerte.

De nuevo, la recompensa de una larga vida por honrar a los padres es un principio general, no una verdad universal. Dios considera que la forma en que un niño trata a sus padres es tan importante, que él generalmente premia a quienes honran a sus padres con una larga vida. Salomón instó a los niños a respetar a sus padres (Proverbios 1:8; 13:1; 30:17). Jeremías 35:18-19 describe cómo Dios bendijo a los recabitas por obedecer a su padre. La desobediencia a los padres es un rasgo de los que se rebelan contra Dios (Romanos 1:30; 2 Timoteo 3:2). Esto nos lleva al segundo punto. ¿Por qué para Dios es tan valioso el honrar a los padres para que lo recompense con larga vida?

Hay por lo menos dos razones por el valor que Dios concede al honrar a los padres. En primer lugar, Dios confía a los padres la responsabilidad de criar a sus hijos en una manera santa. La tarea de la crianza de los hijos no es fácil. Es dolorosa, estresante, costosa y a menudo no es valorada. Un niño que no reconoce y que no es agradecido por los sacrificios que los padres hacen por él, es un insulto a la posición de la autoridad y el valor que Dios ha dado a los padres. Es similar a cómo vamos a responder al gobierno (Romanos 13:1-7). Si Dios nos ha colocado bajo autoridad, entonces el rebelarnos contra esa autoridad es rebelarnos contra Dios mismo.

La segunda razón por la que Dios quiere que honremos a nuestros padres, es porque nuestra relación con nuestros padres terrenales es una ilustración de nuestra relación con nuestro padre celestial. Por ejemplo, Hebreos 12:5-11 compara la disciplina que un niño recibe de los padres con la disciplina que los creyentes en Cristo reciben de Dios. Así como nuestros padres son nuestros progenitores biológicos, Dios es nuestro creador. Somos hijos de Dios e hijos de nuestros padres. Deshonrar a nuestros padres es distorsionar la imagen de lo que es nuestra relación con nuestro padre celestial.

¿Quiere vivir una larga vida? Honre a sus padres. ¿Por qué? Porque Dios lo ha puesto bajo su autoridad y orientación, y porque su actitud hacia sus padres es un ejemplo de su actitud hacia Dios. Si bien esta recompensa no es universal, y si bien no anula cualquier otra decisión que tome, en general sigue siendo cierta. Si quiere vivir una larga vida, honre a aquellos que le dieron vida en primer lugar.


Retornar a la página inicial de Español

¿Hay algo que pueda hacer para garantizarme una larga vida?