¿Cómo una eternidad en el infierno es un castigo justo solo para una vida humana de pecado?



 

Pregunta: "¿Cómo una eternidad en el infierno es un castigo justo solo para una vida humana de pecado?"

Respuesta:
La biblia dice que el infierno es eterno (Mateo 25:46). Muchas personas tienen dificultades con esa justicia. Se pregunta por qué es justo que Dios castigue a una persona por la eternidad solo por vivir una vida de 70, 80, 90 o incluso 100 años de pecado. ¿Cómo el ciclo de vida limitado de un pecador merece un castigo infinitamente largo?

Hay dos principios bíblicos que declaran específicamente que la eternidad en el infierno es el justo castigo por el pecado, no importa cuánto tiempo duró la vida de una persona en la tierra.

En primer lugar, la biblia declara que todo pecado en última instancia es contra Dios (Salmo 51:4). La magnitud del castigo depende, en parte, del objetivo del crimen. En un tribunal de derechos humanos, una agresión física contra un individuo, resultará en una multa y posiblemente algún tiempo en la cárcel. Por otra parte, una agresión física contra el presidente o el primer ministro de un país, probablemente resultará en la cárcel por el resto de la vida. Y esto es así a pesar de que el delito fue una ofensa que se cometió una sola vez, y no una acción continua o en curso. Dios es infinitamente superior y mayor que cualquier ser humano. ¿Cuánto más nuestros crímenes son merecedores de un gran castigo a la luz del hecho de que nuestros pecados son en contra de Dios (Romanos 6:23)?

En segundo lugar, la idea de que dejamos de pecar después de la muerte, no se enseña en la biblia. ¿Aquellos que van al infierno de repente están sin pecado y son perfectos? No. Aquellos que van a la eternidad sin Cristo serán confirmados en su maldad. Los duros de corazón serán eternamente duros de corazón. Habrá "lloro y crujir de dientes" en el infierno (Mateo 25:30), pero no habrá arrepentimiento. Los pecadores en el infierno serán entregados a su propia naturaleza, estarán infectados por el pecado, serán seres malos, inmorales y depravados por toda la eternidad, nunca podrán ser redimidos ni regenerados. El lago de fuego será un lugar de rebelión eterna contra Dios, aunque esa rebelión es juzgada (Apocalipsis 20:14-15; ver Apocalipsis 16:9, 11). Los incrédulos no sólo pecan por 70, 80, 90 o 100 años. Ellos pecarán por toda la eternidad.

Todo se reduce a esto: si una persona quiere estar separada de Dios por toda la eternidad, Dios va a conceder ese deseo. Los creyentes son los que le dicen a Dios, "hágase tu voluntad". Los incrédulos son aquellos a quienes Dios les dice, "hágase tu voluntad". La voluntad de los inconversos es rechazar la salvación a través de Jesucristo y permanecer en el pecado; Dios respetará esa decisión y las consecuencias por toda la eternidad.


Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo una eternidad en el infierno es un castigo justo solo para una vida humana de pecado?