¿Individualismo vs. Colectivismo, ¿qué dice la biblia?



 

 

Pregunta: "¿Individualismo vs. Colectivismo, ¿qué dice la biblia?"

Respuesta:
Se puede definir el individualismo como colocar los intereses del individuo por encima de los del grupo. La idea del colectivismo es que las necesidades del grupo prevalecen sobre las de cada persona. Hay culturas enteras que tienen una inclinación hacia una de estas dos filosofías; por ejemplo, los Estados Unidos históricamente han promovido el individualismo, mientras que la cultura de Corea del Sur se inclina más hacia el colectivismo. ¿Uno es mejor o peor que el otro, desde un punto de vista bíblico? La respuesta no es un simple "Así ha dicho el señor". La verdad es que la biblia nos da ejemplos tanto del individualismo como el colectivismo.

El individualismo se centra en hacer lo que sea mejor para "mí", independientemente del efecto que pueda tener sobre el "grupo". El colectivismo se enfoca en hacer lo que sea mejor para el "grupo", sin tener en cuenta los efectos que pueda tener sobre las personas dentro del grupo. Desde una perspectiva bíblica, ninguna de estas ideologías cuando se llevan a cabo en toda su extensión, son lo que Dios quiere. Finalmente, Dios creó al hombre para su propia gloria (Isaías 43:7), y no para la gloria de cualquier otra persona. Un enfoque santo sería hacer lo que es mejor para Dios y su reino (Mateo 6:33a).

Hay versículos en la biblia que ilustran el colectivismo hasta cierto punto. La involuntaria profecía de Caifás de que "nos conviene que un hombre muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca" (Juan 11:50), es un caso de pensamiento colectivista. En la iglesia primitiva en Jerusalén, la gente reunió sus recursos y dieron a los necesitados para que a nadie le faltara nada (Hechos 2:44-45; 4:32-35). En 2 Corintios 8:12-14, Pablo alienta a la iglesia de Corinto para dar financieramente a la iglesia de Jerusalén "para que haya igualdad" (versículo 13). Ahora bien, lo importante para destacar en estos ejemplos, es que las personas que dieron tenían una elección en el asunto. Su ofrenda fue estrictamente voluntaria (Hechos 5:4). Nadie estaba obligado a dar sus recursos para beneficio del grupo, sino que lo hicieron voluntariamente por amor al señor y a la iglesia. Así como una persona dio para beneficiar al grupo, de igual manera esa persona fue bendecida (2 Corintios 9:6-8). Este principio del reino contiene algunos elementos del colectivismo pero va más allá. Nuestra motivación para servir a la iglesia no es sólo para beneficiar a la iglesia como un colectivo; nuestra motivación es que nuestro servicio agrade a Dios (Hebreos 13:16).

Otros versículos en la biblia ilustran el valor y la importancia de la persona. En una de sus parábolas, Jesús destaca la importancia de multiplicar y administrar muy bien las cosas que Dios nos da, porque individualmente somos responsables (Lucas 19:15). En Lucas 15, Jesús narra la historia de un pastor que dejó su rebaño para buscar una oveja que se había perdido y la historia de una mujer que puso su casa al revés para encontrar una pieza de una herencia familiar (véase Lucas 15:3-10). Ambas parábolas ilustran el valor que Dios coloca en la persona por encima del grupo. No obstante, como hemos visto con el colectivismo, estos ejemplos demuestran la idea del individualismo sólo parcialmente. Algunas veces Dios valora a la persona sobre el grupo, porque le agrada y le da gloria. Cuando Dios es glorificado, todos se benefician, las personas y el grupo. Fíjese que en las parábolas de Lucas 15, todas las personas se regocijan cada vez que se encuentra lo que estaba perdido (Lucas 15:6, 9).

Dios valora tanto al individuo como al colectivo. En realidad, la biblia no aboga ni por el individualismo o colectivismo como la ideología correcta. Por el contrario, ofrece algo totalmente distinto, como se ilustra en la descripción del cuerpo de Cristo en 1 Corintios 12. Pablo nos dice que los creyentes son como las partes de un cuerpo, donde cada uno desempeña un papel muy importante y vital para el éxito del buen funcionamiento del cuerpo (1 Corintios 12:14, 27). Las distintas partes de un cuerpo funcionan sólo cuando son una parte de todo el cuerpo. ¡Un pulgar puede hacer cosas que ninguna otra parte del cuerpo puede hacer, pero sólo cuando está conectado a la mano! (Ver 1 Corintios 12:18-20). Asimismo, el cuerpo en general, es un organismo impresionante, pero sólo cuando todas las partes son atendidas de forma individual (ver 1 Corintios 12:25-26).

Sin duda seguirá el debate sobre lo que la biblia dice acerca del individualismo vs. colectivismo; no obstante, todos podemos aprender de C. S. Lewis sobre el tema, no importa la posición que tomamos: "Siento un enorme deseo de decirles, y supongo que ustedes sienten un enorme deseo de decirme, cuál de estos dos errores [individualismo o colectivismo] es el peor. Ese es el diablo echándonos mano. Él siempre envía errores al mundo por parejas, parejas de opuestos, y siempre nos anima a que gastemos mucho tiempo en pensar cuál de los dos es peor. Claro que podemos ver el porqué de ello. El diablo confía en el odio con uno de estos errores y lo atrae gradualmente hacia el otro error. Pero no seamos engañados. Tenemos que mantener la mirada fija en la meta y avanzar hacia ella en medio de ambos errores. Esto es todo lo que nos debe preocupar en cuanto a ellos" (tomado del libro Mero cristianismo, libro 4, capítulo 6).


Retornar a la página inicial de Español

¿Individualismo vs. Colectivismo, ¿qué dice la biblia?