¿Qué pasó en el huerto de Getsemaní?


Pregunta: "¿Qué pasó en el huerto de Getsemaní?"

Respuesta:
El huerto de Getsemaní, un lugar cuyo nombre significa literalmente "prensa de aceite", está situado en una ladera del monte de los Olivos, cruzando el valle de Cedrón desde Jerusalén. Un huerto de olivos antiquísimo está allí hasta este día. Jesús frecuentemente iba a Getsemaní con Sus discípulos a orar (Juan 18:2). Los eventos más famosos en Getsemaní ocurrieron en la noche antes de Su crucifixión, cuando Jesús fue traicionado. Cada uno de los escritores de los evangelios describe los acontecimientos de esa noche con ligeras variaciones, por lo que al leer los cuatro relatos (Mateo 26:36-56; Marcos 14:32-52; Lucas 22:39-53; Juan 18:1-11), en su totalidad tendremos una imagen exacta de esa noche memorable.

Cuando comenzó la noche, después de que Jesús y Sus discípulos habían celebrado la pascua, llegaron al huerto. En un momento, Jesús tomó a tres de ellos, Pedro, Santiago y Juan, a un lugar apartado del resto. Aquí, Jesús les pide que velen y oren con Él para que no entren en tentación (Mateo 26:41), sin embargo, se quedaron dormidos. Dos veces, Jesús tuvo que despertarlos y recordarles que debían orar para que no cayeran en tentación. Esto fue especialmente conmovedor porque Pedro efectivamente cayó en tentación después esa misma noche, cuando tres veces negó conocer a Jesús. Jesús se hizo un poco lejos de los tres discípulos para orar, y dos veces le pidió a Su padre que quitara la copa de la ira que iba a beber, pero cada vez se sometió a la voluntad del Padre. Su alma estaba "…muy triste, hasta la muerte" (Mateo 26:38), pero Dios envió un ángel del cielo para fortalecerlo (Lucas 22:43).

Después de esto, Judas Iscariote, el traidor, llegó con una "multitud" de soldados, sumos sacerdotes, fariseos y siervos para arrestar a Jesús. Judas lo identificó por la señal acordada de antemano, un beso que le dio a Jesús. Tratando de proteger a Jesús, Pedro tomó una espada y atacó a un hombre llamado Malco, el siervo del sumo sacerdote, quitándole la oreja. Jesús reprendió a Pedro y milagrosamente sanó la oreja del hombre. Es sorprendente que el haber presenciado este increíble milagro de sanidad, no tuvo ningún efecto sobre la multitud. Tampoco fueron estremecidos por Su impresionante despliegue de poder, tal como se describe en Juan 18:5-6, donde a la majestad de Su aspecto, o al poder de Sus palabras, o ambos, quedaron como muertos y cayeron a tierra. Sin embargo, lo arrestaron y lo llevaron a Poncio Pilato, mientras que los discípulos se esparcieron por temor de sus vidas.

Los acontecimientos que ocurrieron en el huerto de Getsemaní han repercutido a través de los siglos. La pasión que Jesús demostró en esa noche memorable, ha sido representada en música, libros y películas a lo largo de los siglos. Desde el siglo XVI, cuando Bach escribió dos magníficos oratorios basados en los relatos de los evangelios de Mateo y de Juan, hasta el día de hoy con la película La Pasión de Cristo, la historia de esta noche extraordinaria se ha contado una y otra vez. Incluso nuestro lenguaje se ha visto afectado por estos acontecimientos, dándonos frases tales como "Quien a hierro mata, a hierro muere" (Mateo 26:52); "El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil" (Marcos 14:38); y "sudando gotas de sangre" (Lucas 22:44). Por supuesto, el efecto más importante de esta noche fue la voluntad de nuestro Salvador a morir en la cruz en nuestro lugar para pagar el castigo por nuestros pecados. Dios "al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él" (2 Corintios 5:21). Este es el evangelio de Jesucristo.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué pasó en el huerto de Getsemaní?

Suscríbete a la pregunta de la semana