¿Qué dice la biblia acerca de los hijos desobedientes?



 

Pregunta: "¿Qué dice la biblia acerca de los hijos desobedientes?"

Respuesta:
Desde el niño pequeño que sólo ha aprendido la palabra "no", hasta el niño mayor que actúa con rebeldía intencionada, todos los padres enfrentan el desafío de tener niños desobedientes. Y, el punto central del asunto, es que la desobediencia no es sólo un asunto de niños. La biblia nos enseña que todos batallamos con el deseo de gobernarnos a nosotros mismos y de hacer lo que nos plazca, porque todos nacemos en pecado y en rebelión (Salmo 51:5; Efesios 2:3; Romanos 3:10; 7:17-21). Esta batalla contra la autonomía, puede librar una guerra sin cuartel en nuestros hijos si no se le pone freno a su desobediencia; una guerra que afectará sus futuras relaciones con profesores, empleadores, amigos, cónyuges, padres ancianos, e incluso con su Padre celestial. Sin embargo, cuando acudimos a la biblia, encontramos una gran esperanza en el hecho de que Dios nos da las herramientas para entrenar y disciplinar niños desobedientes, e incluso promete bendiciones para quienes aprenden y crecen en obediencia.

El mandamiento de honrar y obedecer a los padres está presente en toda la escritura, comenzando en Éxodo cuando Dios da los diez mandamientos (Éxodo 20:12), pasando por todo el antiguo testamento (Levítico 19:3; Deuteronomio 5:16; Proverbios 1:8; 6:20-21; 23:22) y hasta el nuevo testamento. Tanto Jesús como el apóstol Pablo reafirman el quinto mandamiento (Mateo 15:4; 19:19; Efesios 6:1-3; Colosenses 3:20) y la promesa que viene con él. A los niños se les alienta en cuanto a que su obediencia traerá bendición y larga vida (Éxodo 20:12; Jeremías 35:17-19; Efesios 6:3; Colosenses 3:20), mientras que a los niños desobedientes que deshonran a sus padres, se les advierte que su comportamiento traerá castigo y vergüenza (Levítico 20:9; Deuteronomio 21:18; 27:16; Proverbios 10:1; 15:5; 20:20; 30:17; Mateo 15:4). La desobediencia frecuente a los padres será algo característico de la sociedad en el final de los tiempos (2 Timoteo 3:2).

La nación de Israel, a quien Dios llama Sus hijos (Éxodo 4:22), proporciona un ejemplo de hijos desobedientes. Repetidamente, Dios le ordena a Israel que lo obedezca, prometiendo grandes bendiciones por la obediencia y terribles consecuencias por la desobediencia. En los día de Josué, Israel obedeció a Dios y fue bendecido con la victoria sobre sus enemigos (Josué 11:23). Más tarde, como lo muestra todo el libro de Jueces, la desobediencia de Israel trajo problemas.

La biblia enseña la necesidad de corregir a hijos desobedientes. La disciplina es parte de la vida de todos, y aquellos que se rebelan contra la autoridad de los padres, deben ser castigados. Proverbios 19:18 dice, "Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; mas no se apresure tu alma para destruirlo". En este versículo, se presenta la disciplina de un niño como un asunto de vida o muerte. Cuando no se le pone freno a la desobediencia, conducirá a un niño a una eventual ruina. Proverbios 13:24 dice, "El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige". Aquí, el amor y la disciplina cuidadosa van de la mano. Se refuta la idea de que un padre "amoroso" nunca disciplinará a un hijo. Hacerse el ciego ante la rebelión es aborrecer al hijo rebelde.

Efesios 6 es un pasaje clave. El versículo 1 habla a los hijos: "Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres". Es decir, la obediencia a los padres es el deber dado por Dios para cada niño. Mientras que las órdenes de los padres no violen la Palabra de Dios, los hijos deben obedecer. El versículo 4 habla a los padres: "Padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor". El deber de los padres es educar a sus hijos de forma piadosa e instruirlos en la Palabra del Señor. Al hacerlo, los padres preparan a sus hijos para la mejor oportunidad de tener una vida larga y próspera en este mundo (versículo 3), y también tesoros en los cielos (Mateo 6:20; Gálatas 6:8-9; Efesios 1:3-4).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la biblia acerca de los hijos desobedientes?