settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre hacer trampa en el colegio?

Respuesta


Hacer trampa es básicamente actuar de forma deshonesta o injusta para obtener una ventaja personal. Hacer trampa es ignorar las reglas establecidas para favorecer el éxito personal. Cuando un deseo egoísta de victoria o logro tiene más peso que un compromiso moral con la verdad y la igualdad, hacer trampa puede convertirse en una tentación. Sin embargo, como nuevas creaciones en Cristo (2 Corintios 5:17), podemos optar por rechazar las tentaciones dañinas (Mateo 26:41; 1 Corintios 10:13).

Los cristianos deben esforzarse por glorificar al Señor con sus pensamientos y acciones (1 Corintios 3:16). Engañar va en contra de la bondad con la que Él será glorificado. La deshonestidad estropea la integridad y la reputación de un individuo (Proverbios 10:9). El no presentarse con la verdad es mentir, y la mentira es un pecado (Levítico 19:11; Proverbios 12:22).

Aunque el mundo excusa la deshonestidad cuando la considera trivial, Dios quiere que Sus discípulos digan la verdad todo el tiempo. Si a un estudiante le va mal en un examen porque no estudió, su baja calificación es la consecuencia natural de una mala elección. Dios honrará esa honestidad, y el estudiante puede aprender de sus errores. Una mala nota en un examen puede enseñar y motivar al estudiante a estudiar más con anticipación o conseguir la ayuda de un profesor particular o dormir lo suficiente la noche anterior. Las notas en el colegio deben representar lo que se ha aprendido en la clase y el esfuerzo que el alumno haya realizado posteriormente. Hacer trampa busca eludir el proceso de aprendizaje y manipular las consecuencias por medio de la deshonestidad.

Los seguidores de Cristo necesitan caminar en la luz, y hacer trampa impide que la gente vea la gloria de Cristo. La deshonestidad mancha la bondad que deben tener los hijos de Dios (Filipenses 2:15; Efesios 5:8). Si nuestro propio Padre Celestial condena la mentira (Proverbios 6:16-19), no hay manera de que un creyente pueda justificar siquiera una mentira "inofensiva" como la de hacer trampa.

Engañar es un acto egoísta que nos da una ventaja sobre otros que están enfrentando el mismo desafío. Como cristianos, debemos tratar de ayudar a los demás de manera justa y equitativa, manteniendo al mismo tiempo la integridad moral y una reputación piadosa. El engaño o el hacer trampa simplemente no ayuda a mantener ese estándar.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre hacer trampa en el colegio?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries