¿Cómo un cristiano debería considerar el fisicoculturismo / levantamiento de pesas?


Pregunta: "¿Cómo un cristiano debería considerar el fisicoculturismo / levantamiento de pesas?"

Respuesta:
La moderación es quizás el concepto que debe regular el punto de vista cristiano respecto al fisicoculturismo y levantamiento de pesas. 1 Timoteo 4:8 enseña: "porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera" (énfasis añadido). El estado físico es importante, y como afirma este versículo, tiene algún provecho. Somos seres físicos y espirituales, y sin lugar a dudas, la condición del cuerpo físico puede afectar la espiritualidad de una persona. Desde luego, como parte de "glorificar a Dios en el cuerpo" (1 Corintios 6:20), está el mantenerlo en una buena condición física. El fisicoculturismo definitivamente puede ser parte de un programa de entrenamiento físico del cristiano.

Al mismo tiempo, como sucede con muchas cosas en esta vida, si el fisicoculturismo se lleva al extremo, se puede convertir en un ídolo. Finalmente, se llega a un punto donde no hay un verdadero valor para agregar más masa muscular. El fisicoculturismo o el levantamiento de pesas, puede convertirse en una adicción o una obsesión. Si bien esto es un asunto que sucede más a menudo con los hombres, también puede ser un problema para las mujeres. El luchar para tener músculos más grandes y fuertes, llevado al extremo, no es más que vanidad (1 Samuel 16:7; Eclesiastés 1:2; 1 Pedro 3:4). Una vez que permitimos que nuestra apariencia física sea más importante que nuestra relación con Dios, esta se convierte en un ídolo (1 Juan 5:21).

"Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31). La pregunta clave es: ¿Glorifica a Dios el fisicoculturismo o el levantamiento de pesas? Si se hace para mejorar la condición física, la fuerza y para tonificar, y por ende para mejorar la salud, sí, se puede hacer para la gloria de Dios. Si se hace por vanidad y orgullo, o por una obsesión enfermiza para ser cada vez más grande y más fuerte, no, eso no glorifica a Dios. ¿Cómo un cristiano debería considerar el fisicoculturismo? "'Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. . . . "Todo me es lícito, pero no todo edifica" (1 Corintios 6:12; 10:23).

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo un cristiano debería considerar el fisicoculturismo / levantamiento de pesas?

Suscríbete a la pregunta de la semana