¿Qué es el islamismo?


Pregunta: "¿Qué es el islamismo?"

Respuesta:
El islamismo es diferente del islam. El islam es una religión con varias ramificaciones, mientras que el islamismo es un movimiento religioso y político dentro del islam, que está basado en ciertas interpretaciones literales del corán. En particular, el islamismo pretende ajustar la sociedad a la sharia, el sistema religioso y moral de la ley que viene del corán. La sharia define un estricto código moral para casi todos los aspectos de la vida personal y social, desde los reglamentos comerciales hasta la higiene personal, e interpreta la palabra islam (que significa "sumisión") literalmente, exigiendo que cada persona o bien se someta a la sharia o muera.

El islamismo es principalmente de carácter político y los islamistas están interesados en la conquista. Algunos islamistas creen que la mejor manera de hacerlo es por medio de una revolución o invasión, conformando el mundo al islamismo a través del terror y el poder del estado. Otros creen que es mucho mejor alcanzar sus metas a través de la reforma de la sociedad desde cero.

Debido al terrorismo que el islamismo ha generado, hay mucho miedo dirigido hacia los musulmanes. Parte de este temor es merecido. La conversión o la muerte es un aspecto muy real y aterrador del islamismo. Sin embargo, los cristianos deben tratar de recordar que, aunque todo islamista es un musulmán, no todo musulmán es un islamista. De hecho, muchos musulmanes son perseguidos por los islamistas porque no quieren cumplir la ley sharia, o porque vienen de la secta equivocada del islam o porque viven en la comunidad que no es.

¿Cuál es la respuesta bíblica al islamismo? Los creyentes en Cristo Jesús deben pensar en sus enemigos como personas que están perdidas y enfrentando una eternidad sin Cristo. Los islamistas están atrapados por una religión oscura y desesperada, haciendo la voluntad de Satanás creyendo que están haciendo la voluntad de Dios. Jesús predijo de personas como los islamistas: "y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios" (Juan 16:2).

Los cristianos deberían consolarse en el hecho de que este mundo no es nuestro hogar definitivo. Si "ganamos" o no, la guerra contra el terrorismo y el islamismo no es la máxima preocupación del cristiano. Jesús dijo, "Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí" (Juan 18:36). Cuando se enfrentaba con la muerte a manos de Sus enemigos, Jesús les recordó a todos que Su pueblo no estaba aquí como conquistadores, sino como salvadores; somos embajadores del amor y del perdón de Cristo (2 Corintios 5:20).

"Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos… y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos" (Mateo 5:43-45). Los islamistas que siguen literalmente el corán, están llenos de odio y crueldad hacia aquellos que no se sometan a la sharia; no conocen nada del amor y del perdón de Dios. Debemos orar por aquellos que están atrapados en el islamismo para que vean la verdad acerca del Señor Jesucristo. Fue mientras Pablo estaba "respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor" (Hechos 9:1), que tuvo un encuentro con el Señor y nació de nuevo. Lo mismo puede suceder con los líderes del islamismo.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el islamismo?

Suscríbete a la pregunta de la semana