¿Cómo podemos discernir falsos milagros?


Pregunta: "¿Cómo podemos discernir falsos milagros?"

Respuesta:
En Mateo 24:24, Jesús advierte, "Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos". Asimismo, 2 Tesalonicenses 2:9 dice, "inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos".

Cuando Dios envió a Moisés a liberar a los israelitas de la esclavitud en Egipto, Él hizo milagros a través de Moisés para probar que Moisés en realidad era Su mensajero. Sin embargo, Éxodo 7:22 dice, "Y los hechiceros de Egipto hicieron lo mismo con sus encantamientos; y el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó…" (ver también Éxodo 7:11 y 8:7). Más tarde, Dios demostró Su superioridad realizando milagros que los magos, o más exactamente, los demonios que estaban empoderando a los magos, no fueron capaces de replicar (Éxodo 8:18; 9:11). Pero el hecho sigue siendo que los magos del Faraón fueron capaces de realizar milagros. Por lo tanto, si los milagros pueden ser de Dios o del mundo demoníaco, ¿cómo podemos discernir la diferencia?

La biblia no da instrucciones específicas sobre cómo reconocer falsos milagros. Sin embargo, la biblia da instrucciones específicas sobre cómo reconocer falsos mensajeros. "Por sus frutos los conoceréis" (Mateo 7:16, 20). 1 Juan 4:2-6, explica, "En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo… ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error".

Estos dos pasajes presentan dos métodos para reconocer un falso maestro. En primer lugar, examine su fruto. ¿Muestra la semejanza de Cristo, que es una calificación de un mensajero de Dios (1 Timoteo 3:1-13)? Segundo, examine su enseñanza. ¿Lo que enseña está de acuerdo a la palabra de Dios (2 Timoteo 2:15; 3:16-17; 4:2; Hebreos 4:12)? Si el maestro no pasa cualquiera de estas pruebas, no es de Dios. No importa cuántos milagros se hagan. Si una persona no camina en la verdad o enseña la verdad, podemos descartar los milagros que realice. Los milagros que un falso maestro haga, no son de Dios.

En el nuevo testamento los milagros se realizaban prácticamente solo por los apóstoles y sus colaboradores cercanos. Los milagros sirvieron para validar el mensaje del evangelio y el ministerio de los apóstoles (Hechos 2:43; 5:12; 2 Corintios 12:12; Hebreos 2:4). Mientras que nunca debemos dudar de la capacidad de Dios para realizar milagros, el propósito bíblico de los milagros nos debe dar un grado de escepticismo con respecto a los informes de los milagros que se hacen hoy en día. Si bien no es bíblico decir que Dios no realiza milagros, la biblia es clara en que tenemos que buscar la verdad, no milagros (Mateo 12:39).

Es un dilema interesante que los milagros en la biblia validaron el mensajero, y aún hoy en día, los milagros no son necesariamente un indicador para un verdadero mensajero de Dios. La diferencia es la palabra de Dios. Hoy tenemos el canon completo de la escritura, y es una guía infalible. Tenemos una palabra más segura (2 Pedro 1:19) que podemos utilizar para discernir si un mensajero y un mensaje es de Dios. Los milagros pueden ser falsos. Es por eso que Dios nos apunta a Su palabra. Las señales y los prodigios nos pueden llevar por mal camino. La palabra de Dios será siempre la verdadera lumbrera a nuestro camino (Salmo 119:105).

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo podemos discernir falsos milagros?

Suscríbete a la pregunta de la semana