¿Qué es el evangelio Q? ¿Hay alguna evidencia del evangelio Q?


Pregunta: "¿Qué es el evangelio Q? ¿Hay alguna evidencia del evangelio Q?"

Respuesta:
El evangelio "Q" recibe su nombre de la palabra alemana "quelle" que significa "fuente". El concepto de un evangelio Q se basa en el concepto de que los Evangelios Sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) son tan similares que se debieron haber copiado entre sí y/o de otra fuente. A esta otra fuente se le ha dado el nombre de "Q". El argumento predominante para la existencia de un evangelio Q es, en esencia, éste: (1) Los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas fueron escritos después del año 70 d.C. y por lo tanto no pudieron haber sido escritos por el Apóstol Mateo, Juan Marcos o el médico Lucas. (2) Dado que los autores de los Evangelios no fueron testigos de primera mano, debieron usar otras fuentes. (3) Ya que Marcos es el Evangelio más corto y tiene el material menos original, Marcos se escribió primero y Mateo y Lucas utilizaron a Marcos como fuente. (4) Como hay muchas similitudes en Mateo y Lucas que no se dan en Marcos, Mateo y Lucas deben haber tenido otra fuente. (5) Esta fuente, Q, era probablemente una colección de dichos de Jesús, similar al Evangelio de Tomás.

Al considerar la posibilidad de un evangelio Q, es importante recordar que nunca se ha encontrado evidencia alguna de la existencia de un evangelio Q. Ni siquiera se ha encontrado un solo fragmento de manuscrito de Q. Ninguno de los primeros padres de la iglesia mencionó nada que pudiera haber sido el evangelio Q. Segundo, hay una fuerte evidencia de que los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas fueron escritos entre los años 50 y 65 d.C., no después del año 70 d.C. Muchos de los primeros padres de la iglesia atribuyeron los evangelios al apóstol Mateo, Juan Marcos y Lucas el médico. Tercero, ya que los Evangelios fueron escritos por Mateo, Marcos y Lucas, estos fueron escritos por verdaderos testigos oculares de Jesús y/o compañeros cercanos de los testigos oculares de Jesús. Por lo tanto, es normal que esperemos muchas similitudes. Si los Evangelios registran palabras verdaderas pronunciadas por Jesús, deberíamos esperar que los testigos oculares afirmen que Jesús dijo las mismas cosas.

Finalmente, no hay nada malo con la idea de que los escritores de los Evangelios usen los otros Evangelios como fuentes. Lucas afirma en el capítulo 1 de Lucas que usó otras fuentes. Es posible que Mateo y Lucas hayan usado a Marcos como fuente. Es posible que hubiera otra fuente además de Marcos. El posible uso de una fuente "Q" no es la razón por la que se debe rechazar el concepto de evangelio "Q". El uso de una fuente que contenga los dichos de Jesús no quita la inspiración de la Escritura. La razón por la cual se debe rechazar el evangelio Q, es la suposición de la mayoría de los defensores del evangelio Q, es decir, que los evangelios no son inspirados por Dios.

La gran mayoría de los que promueven el concepto de evangelio Q no creen que la Biblia sea inspirada por Dios. La inmensa mayoría de los defensores de Q no creen que los Evangelios fueron escritos por los Apóstoles y sus colaboradores cercanos, o que los Evangelios fueron escritos dentro de la generación de los Apóstoles. No creen que sea posible que dos o tres autores puedan usar exactamente las mismas palabras sin usar como fuente los escritos de los otros. Fundamentalmente, la mayoría de los defensores de Q rechazan la inspiración del Espíritu Santo, quien ayuda a los escritores de los Evangelios a registrar con precisión las palabras y las obras de Jesucristo. Una vez más, el uso de una fuente "Q" no es el problema. El problema es la razón por la que la mayoría de los defensores del evangelio "Q" creen que se utilizó una "Q", es decir, una negación de la inspiración de las Escrituras (Mateo 5:18; 24:35; Juan 10:35; 16:12-13; 17:17; 1 Corintios 2:13; 2 Timoteo 3:15-17; Hebreos 4:12; 2 Pedro 1:20-21).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el evangelio Q? ¿Hay alguna evidencia del evangelio Q?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana