¿Qué podemos aprender de la vida de Esdras?


Pregunta: "¿Qué podemos aprender de la vida de Esdras?"

Respuesta:
Esdras fue el segundo de los tres líderes principales que salió de Babilonia para la reconstrucción de Jerusalén. Zorobabel reconstruyó el templo (Esdras 3:8), Nehemías reconstruyó las murallas (Nehemías capítulos 1 y 2) y Esdras restableció la adoración. Esdras era un escriba y sacerdote con poderes religiosos y políticos enviado por el rey persa Artajerjes, para liderar un grupo de judíos exiliados de Babilonia a Jerusalén (Esdras 7:8, 12). Esdras condenó los matrimonios mixtos y alentó a los judíos a que se divorciaran y desterraran sus esposas extranjeras. Esdras renovó la celebración de las festividades y apoyó la re-dedicación del templo y la reconstrucción de la muralla de Jerusalén. Esdras 7:10 describe una configuración de la comunidad de conformidad con la Torá. El objetivo de Esdras era aplicar la Torá, y sus intachables credenciales como escriba y sacerdote, le permitieron permanecer como el líder modelo.

El libro de Esdras continúa desde donde termina 2 Crónicas, con Ciro, rey de Persia, emitiendo un decreto que permite a los judíos de su reino volver a Jerusalén después de setenta años de cautividad. Dios es soberano universalmente y puede usar a un rey de Persia politeísta para que haga posible la liberación de Su pueblo. Él utilizó a Artajerjes, otro rey persa, para autorizar y financiar el viaje, y a Esdras para enseñar al pueblo la ley de Dios. Este mismo rey también ayudó a Nehemías a restaurar cierto grado de respeto por la santa ciudad de Dios.

El ministerio efectivo de Esdras incluyó la enseñanza de la Palabra de Dios, el inicio de reformas, la restauración de la adoración y el dirigir el avivamiento espiritual en Jerusalén. Estas reformas magnificaron la necesidad de una verdadera preocupación por la reputación y la imagen pública. ¿Qué debe pensar el mundo respecto al pueblo de Dios con las murallas de la ciudad en ruinas? ¿Qué distinguiría al pueblo de Dios que habían sido culpables de los matrimonios mixtos con aquellos que no estaban en la correcta relación de pacto con el único Dios verdadero? Nehemías y Esdras fueron y son ahora, un aliento para el pueblo de Dios para magnificar la adoración como su máxima prioridad, para enfatizar la necesidad y el uso de la Palabra de Dios, como la única regla autoritaria para vivir, y estar preocupados por la imagen que el pueblo de Dios muestra al mundo.

Esdras volvió del cautiverio en Babilonia esperando encontrar al pueblo sirviendo al Señor con alegría, pero a su regreso a Jerusalén, encontró todo lo contrario. Él se sentía frustrado y triste. Su corazón le dolía, pero aún confiaba en el Señor. Quería que el Señor cambiara la situación y se culpó a sí mismo por no ser capaz de cambiar los corazones del pueblo. Deseaba que el pueblo supiera qué tan importante y esencial era la Palabra de Dios. Nada debe reemplazar la adoración a Dios, y la obediencia no es opcional. El Dios soberano cuida y protege a Sus hijos, cumpliendo siempre Sus promesas y alentando a quienes Él envía (Esdras 5:1-2). Incluso cuando parece que Su plan se interrumpe, como con la reconstrucción de Jerusalén, Dios interviene en el momento oportuno para continuar con Su plan.

Dios está íntimamente involucrado en nuestras vidas como lo estaba con la vida de Esdras, y así como Esdras, a veces estamos capacitados para hacer lo imposible. Esdras hizo lo imposible, porque la buena mano de Dios estaba con él (Esdras 7:9). Cada creyente es un templo vivo (1 Corintios 6:19), en el que el Espíritu Santo habita. Las fuerzas opuestas en los días de Esdras eran personas cuya maldad estaba en sus corazones. La fuerza de oposición en nuestra vida cristiana hoy, es la misma maldad, Satanás, quien ha venido a destruirnos y a su vez a destruir el templo de Dios (Juan 10:10). Nuestros objetivos deben ser dignos tanto a los ojos de Dios, como a los nuestros. Las tristezas de ayer pueden ser los éxitos de hoy, si la mano del Señor está sobre nosotros. El objetivo de Esdras era digno a los ojos de Dios, y él usó eficazmente las tristezas del regreso de los judíos para el éxito de la reconstrucción de la ciudad de Dios y la restauración de la adoración.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué podemos aprender de la vida de Esdras?

Suscríbete a la pregunta de la semana