GotQuestions.org > Español > Preguntas Bíblicas de Actualidad > Actitud Biblia

¿Qué es la elección condicional?


Pregunta: "¿Qué es la elección condicional?"

Respuesta:
Mientras que la Biblia enseña claramente que Dios elige a la gente para la salvación, hay desacuerdos en cuanto a la base de esa elección. La elección condicional es la creencia de que Dios elige a las personas para la salvación teniendo en cuenta que Él sabe de antemano quién va a poner su fe en Cristo. La elección condicional dice que un Dios omnisciente mira hacia el futuro y decide elegir a las personas basándose en una decisión futura que harán para llegar a la fe en Cristo. Se considera una elección "condicional" porque se basa en la condición de que el hombre haga algo por su propia voluntad. Según la elección condicional, aquellos que Dios sabe que llegarán a la fe en Cristo son elegidos por Dios, y aquellos que Dios sabe que no aceptarán a Cristo no son elegidos.

La elección condicional es uno de los artículos de la protesta que definen la teología arminiana, y es una parte esencial de esa cosmovisión y sistema teológico. Por lo tanto, está en contraste directo con la creencia de aquellos que sostienen la teología reformada, que cree que la Biblia enseña la elección incondicional, es decir, la idea de que Dios elige a las personas a partir de Su voluntad soberana y no por ninguna acción futura de la persona elegida.

Los que creen en la elección condicional citarán a menudo versículos como 1 Pedro 1:1-2, donde Pedro está escribiendo "a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos según la presciencia de Dios Padre". La frase clave aquí es "elegidos según la presciencia de Dios Padre". Otro versículo con implicaciones similares es Romanos 8:29-30: "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó".

Sin embargo, no hay realmente ningún debate o desacuerdo en el hecho de que Dios, porque Él es omnisciente, sabe de antemano quién se salvará y quién no. El debate entre la elección condicional e incondicional se refiere a si estos versículos enseñan que la "elección de libre albedrío" del hombre es la causa de la elección de Dios o a un entendimiento que Dios sabe de antemano quién se salvará y quién no. Si estos fueran los únicos versículos de las Escrituras que abordaran la elección, la cuestión de si la Biblia enseña la elección condicional sería objeto de debate, pero no lo es. Hay otros pasajes muy claros que nos dicen sobre qué base Dios elige a las personas para la salvación.

El primer versículo que nos ayuda a entender si la elección condicional es lo que la Biblia realmente enseña es Efesios 1:4-5: "según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad". Claramente, vemos que Dios predestina o elige a los individuos "según el puro afecto de su voluntad". Cuando consideramos la idea de la adopción y el hecho de que es Dios quien nos elige para la adopción y que se hace antes de la fundación del mundo, parece claro que la base de la elección y predestinación de Dios no es una elección que haríamos en el futuro sino únicamente de Su voluntad soberana, que Él ejerce "en el amor".

Otro versículo que apoya fuertemente la elección incondicional es Romanos 9:11, donde Dios dice: "pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama". Mientras que algunos quieren descartar Romanos 9:11 como algo que se aplica a la elección colectiva y no a la individual, simplemente no podemos descartar esta sección de la Escritura que enseña claramente que la elección NO está condicionada a nada que el hombre haya hecho o vaya a hacer, sino que se basa únicamente en la voluntad divina de un Dios soberano.

Otro versículo que enseña la elección incondicional es Juan 15:16, "No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca". Además, en Juan 10:26-27 Jesús dice: "pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen". La elección condicional dice que las personas que creen son elegidas como Sus ovejas porque creen, pero la Biblia en realidad dice justo lo contrario. La razón por la que creen es que son Sus ovejas. La elección no está condicionada a que el hombre acepte a Cristo como Señor y Salvador, sino que es la causa de su aceptación.

La elección condicional es la idea de que la decisión de "libre albedrío" del hombre de aceptar a Cristo como Salvador es la base de su elección. Por lo tanto, en un sentido muy real, la decisión del hombre es la causa de la salvación. Este punto de vista de la elección es en gran parte necesario debido al punto de vista arminiano según el cual el hombre elige a Dios, en lugar de que Dios elija al hombre. Reducida a su forma más simple, la teología arminiana es que, en última instancia, la salvación del hombre depende de su "decisión de libre albedrío" y no de la voluntad de Dios. La elección condicional lleva a la conclusión de que las acciones de Dios en la elección dependen de las elecciones del libre albedrío del hombre. Este punto de vista de la elección y la salvación hace que Dios esté sujeto a los caprichos de los hombres y a sus decisiones, y la voluntad del hombre se convierte esencialmente en la causa y el efecto de la salvación.

Por otra parte, en la elección incondicional es la voluntad soberana de Dios la que determina quién es elegido y quién no. Por lo tanto, es la voluntad de Dios y la gracia de Dios que son completamente responsables de la salvación del hombre. Todos aquellos a quienes Dios elige para la salvación llegarán a la fe salvadora en Cristo, y aquellos a quienes no elige no lo harán (Juan 6:37). En este escenario, es Dios quien recibe la gloria por Su gracia y misericordia al ofrecer la salvación a aquellos que no lo aman y que no pueden venir a Él por sí mismos (Efesios 2:1-5).

Estos dos puntos de vista sobre la elección no son compatibles en absoluto. Una es verdadera y la otra es falsa. Una hace que la elección de Dios y en última instancia la salvación del hombre dependa del hombre, dando finalmente al hombre el crédito y la gloria, mientras que la otra reconoce que la elección y la salvación dependen de la voluntad soberana de Dios. Una cosmovisión hace que el hombre sea el amo de su destino y, en esencia, que controle su salvación, mientras que la otra hace que Dios rescate a los pecadores perdidos y sin esperanza no porque lo merezcan sino porque Él lo quiere. Una cosmovisión exalta al hombre, y la otra exalta a Dios. Una es un testimonio de la bondad y habilidad del hombre, y la otra es un testimonio de la asombrosa gracia de Dios.

English


Retornar a la página inicial de Español

"¿Qué es la elección condicional?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana