¿Es la religión el opio de las masas?



 

Pregunta: "¿Es la religión el opio de las masas?"

Respuesta:
Calificar el cristianismo (y otras religiones) como el "opio del pueblo" o "el opio de las masas" es una táctica bastante común utilizada por aquellos despectivos de la religión. Usando frases como esta es una manera de rechazar la religión sin tratar de hacerle frente o de discutirla. Karl Marx no fue el primero en utilizar esta frase, pero la mayoría de las personas piensan en él cuando quieren agredir. Marx sostiene que la religión le da a la gente felicidad artificial e ilusoria—como lo que hace el opio a un drogadicto—y liberar a la gente de esa ilusión realista formaba parte de construir una mejor sociedad.

Empezando principalmente con Marx, la acusación de "el opio para las masas" generalmente es usada por los ateos. Ya que ellos rechazan la existencia de Dios, de alguna manera ellos tienen que explicar la persistencia de la existencia de la religión. Ellos no ven necesidad de religión, por lo que no entienden la necesidad que otros tienen de ella. Marx no estaba especificando el cristianismo en su rechazo de la religión. Más bien, él estaba denunciando a la religión en general usando el término "pueblo" en un sentido degradante refiriéndose a los pobres, ignorantes y aquellos que son fácilmente engañados. El argumento fundamental de la frase "opio para las masas" es que la religión es para las personas que son débiles mentalmente y perturbadas emocionalmente, que necesitan una muleta para poder vivir. Los ateos hoy en día hacen afirmaciones similares, como la idea de que "Dios es un amigo imaginario para los adultos".

Por lo tanto, ¿la religión no es más que el "opio para las masas"? ¿La religión no logra nada, sino que proporciona una muleta emocional para las personas mentalmente débiles? Unos pocos hechos simples responderán esa pregunta con un rotundo "no". (1) Hay fuertes argumentos lógicos, científicos y filosóficos sobre la existencia de Dios. (2) El hecho de que la humanidad está dañada y necesita redención y salvación (el mensaje central de la religión), se ve claramente en todo el mundo. (3) En la historia de la humanidad, la inmensa mayoría de los escritores y pensadores intelectualmente brillantes han sido teístas. ¿Algunos utilizan la religión como una muleta? Sí. ¿Eso quiere decir que las afirmaciones de la religión no son válidas? No. La religión es la respuesta natural a la evidencia de la existencia de Dios y el reconocimiento de que estamos dañados y necesitamos reparaciones.

Al mismo tiempo, debemos distinguir entre la religión falsa, la que da una falsa seguridad¬—así como el opio da un falso sentido de bienestar¬—y el cristianismo, que es la única religión verdadera y la única esperanza verdadera para la humanidad. La falsa religión se basa en la idea de que el hombre, a través de algún tipo de esfuerzo por sí mismo (obras) puede ser aceptado ante Dios. Sólo el cristianismo reconoce que el hombre está "muerto en delitos y pecados" y no es capaz de hacer algo digno de la eternidad en el cielo. Sólo el cristianismo ofrece una solución a la incapacidad total del hombre, la muerte sustitutoria de Cristo Jesús en la cruz.


Retornar a la página inicial de Español

¿Es la religión el opio de las masas?