settings icon
share icon
Pregunta

¿Debería un cristiano seguir disciplinando físicamente a sus hijos, aunque sea ilegal?

Respuesta


El tema de la "vara de castigo cristiana" es muy controvertido, incluso entre los creyentes. Varios países han prohibido el castigo corporal de los niños, aunque muchos padres consideran que la disciplina con la vara es una herramienta esencial. Cuando la ley prohíbe el castigo a los niños, surge la pregunta: si el castigo a los niños es ilegal, ¿tienen los padres el derecho que Dios les ha dado de seguir usando el castigo corporal para disciplinar a sus hijos?

Cuando se aborda el tema de la "vara de castigo cristiana", hay que suponer que el castigo corporal mencionado no se produce de forma abusiva. No es extremo ni se da con ira, sino que es proporcional a la falta y forma parte de una relación amorosa y responsable. Y es que el castigo físico es eficiente y puede ser muy eficaz. Algunos niños responden al castigo con rapidez y por completo en los casos en que todos los demás tipos de castigo fracasan. Los padres de un niño de tres años con un carácter fuerte y al que le encanta salir corriendo a la calle entienden que tienen dos opciones: Usar la vara de corrección inmediatamente para frenar el comportamiento negativo, o mantener a su hijo en un entorno estrictamente controlado para que no perturbe a toda la familia y le impida realizar actividades más placenteras.

La Biblia no exige ni prohíbe explícitamente que se discipline físicamente a los niños. (Aunque la "vara" de Proverbios 13:24 podría referirse a la reprimenda en general, no se puede excluir el castigo corporal como una opción). La disciplina firme y decisiva es vital para el bienestar de un niño. Proporciona orientación y sabiduría que el niño necesitará más adelante en su vida. Los padres en el Nuevo Testamento tienen la responsabilidad de educar a sus hijos "en disciplina y amonestación del Señor" (Efesios 6:4). No se especifica la forma de disciplina.

Las familias cristianas de muchos países de Europa e incluso de las bases militares de Estados Unidos se enfrentan al reto de disciplinar a sus hijos sin la opción de los azotes/castigos corporales. Los padres que creen que el castigo con vara es una práctica ordenada por Dios, necesaria para la crianza de sus hijos, pueden hacerlo en privado, haciendo caso omiso de la prohibición por una cuestión de desobediencia civil. Otros padres pueden optar por no usar la varita, sometiéndose a su autoridad civil y confiando en que Dios es lo suficientemente sabio como para guiarlos a disciplinar de otras maneras.

Ambas opciones tienen sus ventajas. Cuando se cría a un niño de tres años atrevido y testarudo, la disciplina con la vara puede parecer la única opción segura y responsable. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la varita no es la única opción; se pueden encontrar otras alternativas. Los castigos no corporales probablemente requerirán mucho más esfuerzo, tiempo y compromiso, pero también pueden ser efectivos. Dios conoce bien a Sus hijos. Que nosotros conozcamos bien a nuestros hijos para saber cuál es la mejor manera de disciplinarlos con paciencia, perseverancia y amor.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Debería un cristiano seguir disciplinando físicamente a sus hijos, aunque sea ilegal?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries