¿Qué es el don espiritual de discernimiento de espíritus?



 

Pregunta: "¿Qué es el don espiritual de discernimiento de espíritus?"

Respuesta:
El don de discernimiento de espíritus, o "distinguir" los espíritus, es uno de los dones del Espíritu Santo descritos en 1 Corintios 12:4-11. Como todos estos dones, el don de discernimiento de espíritus es dado por el Espíritu Santo, quien reparte estos dones a los creyentes para el servicio en el cuerpo de Cristo. Cada creyente tiene una activación espiritual para un servicio específico, pero no hay lugar a que uno mismo escoja el don. El Espíritu reparte dones espirituales según la soberanía de Dios y de acuerdo con su plan para edificar el cuerpo de Cristo. Él da sus dones "tal y como él quiere" (1 Corintios 12:11).

Cuando se trata del don de discernimiento de espíritus, cada creyente nacido de nuevo tiene una cierta medida de discernimiento, que aumenta a medida que el creyente madura en el Espíritu. En Hebreos 5:13-14 leemos que un creyente que ha madurado más que un niño en Cristo que solo participa de la leche, es capaz de discernir tanto el bien y el mal. El creyente maduro está empoderado por el Espíritu de Dios a través de las Escrituras, para distinguir entre el bien y el mal, y más allá de eso, él también puede distinguir entre lo que es bueno y lo que es mucho mejor. En otras palabras, cualquier creyente nacido de nuevo que elige centrarse en la Palabra de Dios, discierne espiritualmente.

Sin embargo, hay algunos creyentes que tienen el don espiritual de discernimiento de espíritus, es decir, la capacidad dada por Dios para distinguir entre la verdad de la Palabra y las engañosas doctrinas propagadas por los demonios. Todos somos exhortados a discernir espiritualmente (Hechos 17:11; 1 Juan 4:1), pero algunas personas en el cuerpo de Cristo han recibido la capacidad especial para detectar las falsas "doctrinas" que han plagado a la Iglesia desde el primer siglo. Este discernimiento no implica revelaciones extra bíblicas misteriosas, ni tampoco una voz de Dios. Más bien, los que disciernen espiritualmente están tan familiarizados con la Palabra de Dios, que ellos reconocen al instante lo que es contrario a ella. Ellos no reciben mensajes especiales de Dios; simplemente usan la Palabra de Dios para "probar los espíritus", para ver cuáles están alineados con Dios y cuáles están en oposición a Él. Los que disciernen espiritualmente son diligentes en "usar bien" (2 Timoteo 2:15) la Palabra de Dios.

Hay diversidad de dones para equipar el cuerpo de Cristo, pero esas diversidades están básicamente para la edificación y la construcción de ese cuerpo como un todo (Efesios 4:12). El éxito de ese cuerpo depende de cada una de sus partes, cumpliendo fielmente sus tareas como Dios los ha capacitado. Ningún don espiritual debe utilizarse para dominar a otros o para reclamar para sí una unción especial de parte de Dios. Más bien, el amor de Dios está para guiarnos a usar los dones espirituales, con el propósito de edificarnos los unos a los otros en el Señor.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es el don espiritual de discernimiento de espíritus?