¿Qué dice la biblia acerca del manejo del dinero en el matrimonio?



 

Pregunta: "¿Qué dice la biblia acerca del manejo del dinero en el matrimonio?"

Respuesta:
La biblia específicamente no trata el manejo de dinero en el matrimonio, aunque los principios con respecto a las dinámicas de la relación entre el esposo y la esposa afectan todos los aspectos del matrimonio. En otras palabras, los principios establecidos por el Señor en Efesios 5:22-33 y Colosenses 3:18-19 tocan todas las facetas de la relación entre los esposos. Esto significa que el equilibrio espiritual de la relación conyugal, en todos los aspectos, se ve directamente afectado por la relación personal de cada uno de los cónyuges con Dios. En cualquier relación existe tanto la bendición por la asociación y el sufrimiento por la asociación, y estos principios se afectan por la elección de cada uno de los cónyuges para caminar en obediencia al Señor.

Ambos cónyuges traen fortalezas y debilidades a su unión. Moldear estas características individuales a una relación funcional, es una cuestión de comprender el orden de Dios y el don de la gracia. Las decisiones financieras que afectan el éxito de la familia, son una responsabilidad compartida. Cualquiera que sea el origen de la provisión de Dios, si el resultado es del empleo del esposo o de la esposa, o de ambos, los bienes acumulados son responsabilidad de los dos juntos como un equipo. El principio importante en cuanto a decisiones financieras es "hacer todo para la gloria de Dios" (1 Corintios 10:31; Romanos 14:8; Colosenses 3:23-24).

Sin embargo, algo inherente en el matrimonio de dos personas en Cristo es el entendimiento de que el esposo es la autoridad final. Él es responsable ante Dios de guiar y pastorear a su familia, mientras que la responsabilidad de la esposa es sujetarse a él y ser su ayuda. En el aspecto del dinero en el matrimonio, podría significar que el esposo tiene el control exclusivo sobre la chequera, el pago de las facturas, y supervisar el ahorro y la inversión de la familia, así como el dar, y a la vez consultar a su esposa y pedir su ayuda en las decisiones financieras. Legítimamente también podría suponerse que él delega esta función a su esposa, especialmente si ella lo disfruta o está más capacitada para los detalles en el ámbito financiero, y que ella se haga cargo de los detalles financieros de la "empresa familiar". Pero el esposo aún tiene la responsabilidad de supervisar el proceso. Al final, una pareja que trabaja unida en el aspecto financiero de la familia, será una pareja que generalmente tiene una buena comunicación y se respetan mutuamente.

Finalmente, en el área del dinero en el matrimonio, también se nos dan principios tales como el de Lucas 6:38, que dice que si damos con mayor libertad, más grande será la bendición. Esto significa que existe una correlación entre el dar cuando lo hacemos como para el Señor y la bendición que recibimos a cambio, tanto espiritual como financiera. No podemos dar más que Dios. Entre más fieles seamos en nuestro dar al Señor, más nos daremos cuenta que lo que nos queda se nos multiplica y, de hecho, más que suficiente hasta el punto de la abundancia.


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la biblia acerca del manejo del dinero en el matrimonio?