¿Qué es la desmitologización? ¿Hay que desmitologizar la biblia?


Pregunta: "¿Qué es la desmitologización? ¿Hay que desmitologizar la biblia?"

Respuesta:
El concepto de desmitologización proviene de Rudolf Bultmann, un destacado teólogo y erudito del nuevo testamento en el siglo XX. Bultmann consideraba que el nuevo testamento era simplemente el relato humano de los encuentros divinos que los escritores tuvieron con Dios en Cristo. Según Bultmann, los escritores de los evangelios sólo utilizaron los términos y conceptos que estaban disponibles en el momento, y esos términos y conceptos estaban estrechamente ligados a lo milagroso y a lo sobrenatural, lo cual Bultmann vio como mito.

Bultmann propuso que, a fin de que el evangelio fuera aceptable y relevante para el pensador moderno, había que desmitologizar el nuevo testamento. En otras palabras, los componentes míticos (es decir, los aspectos milagrosos) debían ser eliminados, y entonces se podría ver la verdad universal subyacente en las historias. Para Bultmann, la verdad universal era que, en Cristo, Dios había actuado por el bien de la humanidad. Sin embargo, los relatos del nuevo testamento respecto al nacimiento virginal, el caminar sobre el agua, la multiplicación de los panes y de los peces, dar vista a los ciegos, e incluso la resurrección de Jesús, se deben eliminar como complementos míticos al mensaje esencial. Hoy en día, existen muchas expresiones del cristianismo que siguen esta línea de pensamiento, ya sea que se la atribuyan a Bultmann o no. Lo que podría llamarse "liberalismo principal" se basa en una biblia desmitologizada. El liberalismo enseña una bondad ambigua de Dios y la hermandad del hombre con un énfasis en seguir el ejemplo de Cristo, restando importancia o negando los milagros.

Lo que Bultmann no se ha dado cuenta es que el elemento milagroso (lo que él llamó lo mítico), se encuentra en el corazón del evangelio. Además, no es como si las personas en el primer siglo hubieran sido simplemente crédulas y fácilmente llevadas a creer en los milagros, mientras que el "hombre moderno" ahora sabe mucho más. Cuando el ángel anunció a la virgen María que iba a tener un bebé, sabía muy bien que tal suceso no era normal (Lucas 1:34). Asimismo, José tuvo que ser convencido (Mateo 1:18-21). Tomás sabía que no era común una resurrección después de la crucifixión y por lo tanto exigió pruebas de primera mano antes de creer (Juan 20:24-25).

Pablo tuvo que contrarrestar una enseñanza que había sacudido a los creyentes en Corinto. Defendiendo la doctrina de la resurrección, Pablo explica que un evangelio desmitologizado no es una buena noticia para nada. La resurrección de Jesús es un hecho de "primera importancia" (1 Corintios 15:4), y es histórica y verificable (versículo 5). "Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres" (versículos 14-19).

En resumen, el nuevo testamento no necesita ser desmitologizado. Lo que Bultmann llama mito es realmente el aspecto milagroso, y lo milagroso está en el corazón del nuevo testamento, que va desde el nacimiento virginal, hasta la resurrección de Jesús, Su regreso y la resurrección del creyente. En todo caso, hay que reintroducir el "pensador moderno" a la "mentalidad pre moderna" que por lo menos estaba abierta a la intervención sobrenatural.

English

Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es la desmitologización? ¿Hay que desmitologizar la biblia?

Suscríbete a la pregunta de la semana