settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre los derechos de los niños?

Respuesta


Hasta el siglo XX, no se pensaba mucho en el concepto de los derechos de los niños. Los niños eran básicamente propiedad de los padres o, en algunos casos, se les consideraba pequeños adultos y los mandaban a trabajar en fábricas y granjas. En 1924, las Naciones Unidas adoptaron un tratado llamado Declaración de los Derechos del Niño y, desde ese entonces, se han hecho muchos intentos por parte de organizaciones mundiales como UNICEF, así como de diferentes países, para definir y defender los derechos de los niños.

La Biblia no tiene mucho que decir sobre los derechos de los niños, y en cambio da instrucciones a los padres sobre la educación de sus hijos. Efesios 6:4 dice: "Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor". Muchos derechos de los niños están incluidos en ese mandamiento, pero su enfoque no está en el niño, sino en el padre. Dios les da a los padres importantes mandatos sobre la formación de sus hijos y hace que el padre sea responsable de que se cumplan (Deuteronomio 6:1-2). Incluso cuando los hijos crecen, Dios espera que los padres establezcan límites cuando está a su alcance hacerlo. En 1 Samuel 3:13, Dios reprendió al sacerdote Elí porque sus hijos adultos eran malvados y se burlaban de la casa de Dios. Elí lo sabía, pero no los refrenó.

Si bien la idea de que los derechos de los niños son una garantía legalmente protegida puede sonar bien, la realidad puede ser desastrosa. Si los "derechos de los niños" incluyen el derecho a no ser disciplinados, entonces la desgracia y la deshonra están a la vuelta de la esquina: "La vara y la corrección dan sabiduría;

Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre" (Proverbios 29:15). Muchos defensores de los derechos del niño quieren que esos derechos sustituyan al derecho de los padres de "instruir al niño en su camino" (Proverbios 22:6). La mayoría de las declaraciones de los derechos del niño pisotean los derechos de los padres que Dios les ha otorgado, infringiendo el derecho de los padres de disciplinar como lo consideren conveniente, de dar instrucción religiosa de acuerdo con su conciencia, e incluso de educar al niño de la manera que consideren correcta para él.

Son numerosos los casos en los que un tribunal, en nombre de un niño menor, ha castigado a los padres por no apoyar la cirugía transgénero, la terapia hormonal u otros procedimientos relacionados con la mutilación de un niño pequeño, declarando que el niño tiene "derecho" a la autodeterminación. Aunque todo ser humano debe ser tratado con dignidad y respeto como alguien creado a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:27), los "derechos" especiales que sólo corresponden a los niños hay que considerarlos con precaución.

En lugar de derechos especiales, los niños reciben instrucciones en la Biblia. Dios ordena a los niños lo siguiente: "Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da" (Éxodo 20:12). En Efesios 6:1 y de nuevo en Colosenses 3:20, se les dice a los hijos que obedezcan a sus padres en el Señor, porque esto es justo. Debemos señalar que ningún mandato bíblico implica o condona el abuso de ninguna clase.

Ya que Dios creó la familia y confió los hijos a los padres, es Él quien mejor sabe cómo criarlos (Salmo 127:3). Cuando los hijos son criados con espíritus obedientes y se les enseña a honrar a los padres, también se convierten en mejores adultos. Salvo en circunstancias extremas, son los padres, y no el Estado, quienes deben responder por los hijos. Dios dio los hijos a las mamás y a los papás, no al gobierno, independientemente de lo bien intencionado que sea el sistema judicial.

Por lo general, los niños no saben ni prefieren lo que es mejor para ellos. Además, no siempre está dentro de las posibilidades de los padres proporcionar estos "derechos". Dependiendo del documento concreto sobre los derechos del niño, se pueden conceder a los niños "derechos" que no son posibles. Por ejemplo, una viuda en Sudán que ha perdido su casa a manos de los terroristas puede no ser capaz de proporcionar a sus hijos su "derecho" a una comida balanceada y una buena cama. ¿Infringe entonces la ley dándoles migajas de pan mientras duermen en el suelo sucio? ¿Hasta dónde llega la aplicación de estas leyes sobre los derechos de los niños? Son preguntas que deben considerarse seriamente cuando se intenta redactar una legislación que garantice a todos los niños ciertos derechos al margen de los padres. La Biblia no parece apoyar ninguna legislación de este tipo y, por el contrario, aconseja a las madres y a los padres que se tomen en serio su responsabilidad como padres, puesto que Dios les hace responsables del bienestar de sus hijos.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre los derechos de los niños?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries