¿Por qué es importante la consejería prematrimonial?



 

 

Pregunta: "¿Por qué es importante la consejería prematrimonial?"

Respuesta:
La consejería prematrimonial normalmente recae bajo la responsabilidad del pastor o el líder de una congregación local, aunque también la podría realizar un miembro del equipo del departamento de cuidado pastoral, o por otro consejero cristiano. Algunos pastores no se comprometen a realizar una ceremonia de matrimonio, a menos que la pareja se asistan a una serie de sesiones de consejería. Los pastores están conscientes de las bendiciones y los retos del matrimonio, y quieren ayudar a aquellos que se unen en matrimonio para que tengan éxito. Ellos ven la consejería prematrimonial como una parte importante para ayudar a las parejas a entrar en el pacto matrimonial con los ojos abiertos y bien equipados para construir y mantener una fuerte unión.

El apóstol Pablo en sus instrucciones pastorales a Tito, le dice que prepare a otros que, a su vez, enseñarán a las generaciones más jóvenes (Tito 2:1-6). Esta es la consejería cuyo núcleo central es la enseñanza de la verdad bíblica, de las normas o valores absolutos en relación con los otros. Esto es especialmente importante en una situación prematrimonial. No podemos usar lo que no sabemos, y la edad adulta no es garantía de madurez. La pareja que tiene la intención de formar una unión, debe ser instruida en la perspectiva de Dios sobre el matrimonio.

La consejería prematrimonial basada en principios bíblicos, describe las funciones del esposo y de la esposa en la medida en que se relacionan entre sí y con sus futuros hijos (Efesios 5:22-6:4; Colosenses 3:18-21). La consejería prematrimonial es una excelente manera de aclarar conceptos erróneos acerca del matrimonio, establecer metas, y distinguir entre las normas de Dios y las del mundo. Es vital que el pastor, anciano o consejero que está haciendo la consejería prematrimonial, sea doctrinalmente sólido, seguro en su propio matrimonio y en sus relaciones familiares (1 Timoteo 3:4-5; Tito 1:7), y que viva en obediencia a la palabra de Dios. Un consejero así está equipado para impartir claramente el punto de vista de Dios y sin equivocarse.

La consejería prematrimonial también es un lugar excelente para plantear temas que la pareja puede que no haya pensado, entre los cuales están el cómo van a manejar las finanzas, cómo se pueden dividir las tareas domésticas, cómo van a manejar las vacaciones, cómo disciplinar a los niños, y cosas así. El consejero también puede guiar a la pareja a identificar lo que vieron en los matrimonios de sus padres, y lo que quieren o no imitar en su propio matrimonio.

La consejería prematrimonial bíblica y sólida, bien puede ser la diferencia entre una pareja que sabe cómo manejar sus problemas con éxito y una pareja que lucha únicamente con los puntos de vista humanos y con los criterios del mundo mundanos que les sirven de guía. Los futuros novios deben comprometerse a la consejería prematrimonial con el propósito de modelar su matrimonio conforme al orden de Dios.


Retornar a la página inicial de Español

¿Por qué es importante la consejería prematrimonial?