¿Es necesaria la confesión pública para la salvación (Romanos 10:9-10)?



 

Pregunta: "¿Es necesaria la confesión pública para la salvación (Romanos 10:9-10)?"

Respuesta:
Romanos 10:9-10 se usa por muchos cristianos bien intencionados, en un esfuerzo para traer a alguien a la fe en Cristo. "Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación".

Este pasaje no se debe entender en el sentido de que somos salvos por medio de una confesión audible de fe. Sabemos que la salvación es por gracia por medio del don de la fe (Efesios 2:8-9), no por las palabras que hablamos. Por lo tanto, como con todas las Escrituras, el contexto es de vital importancia si queremos entender correctamente Romanos 10.

En el momento en que el libro de Romanos fue escrito, para que una persona aceptara a Cristo y lo confesara como Señor, generalmente resultaba en persecución y finalmente en la muerte. En ese momento, recibir a Cristo y confesarlo como Señor, sabiendo que la persecución iba a venir, indicaba una verdadera salvación y la obra del Espíritu Santo. Son raras las manifestaciones externas de la fe cuando la vida está en juego, y nada más que en la iglesia primitiva. La intención de la frase "serás salvo", no es de revelar una condición para la salvación por la confesión pública de un credo, sino de un hecho definitivo que ninguna persona que esté enfrentando la muerte confesaría a Cristo como Señor, a menos que realmente él o ella fueran salvos.

En Romanos 10:10, leemos, "Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación". El original griego conlleva la idea de "confirmar" con la boca lo que ha sucedido en el corazón y estar agradecido por eso.

Romanos 10:13 dice: "porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo". El versículo 14, sin embargo, indica que el invocar al Señor es el privilegio de aquellos que ya están redimidos: "¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído?". Además, el versículo 12 dice: "Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan". Evidentemente, la frase "rico para con todos los que le invocan", no puede estar hablando de salvación, mientras que aquellos que "invocan" ya "han creído", de acuerdo al versículo 14.

Para concluir, Romanos 10:9-10 no está estableciendo una confesión pública como un requisito para la salvación. Más bien, está afirmando que cuando alguien confiaba en Cristo y posteriormente lo confesaba como Señor, sabiendo que la persecución iba a venir, esa persona daba evidencia de una verdadera salvación. Aquellos que son salvos, confiesan a Cristo como Señor porque Él ya ha plantado la fe en sus corazones. Como con el bautismo y todas las buenas obras, la confesión pública no es el medio de la salvación; es la evidencia de la misma.


Retornar a la página inicial de Español

¿Es necesaria la confesión pública para la salvación (Romanos 10:9-10)?