¿Cuál es la condición humana de acuerdo a la Biblia?


Pregunta: "¿Cuál es la condición humana de acuerdo a la Biblia?"

Respuesta:
Cuando en un principio Dios creó a Adán y Eva, la condición de la humanidad era ideal: el entorno perfecto, una naturaleza pura e íntima comunión con el Creador. Después que Adán desobedeció voluntariamente a Dios, la condición humana cambió. Desapareció el entorno perfecto, la inocencia y la comunión con Dios. Desde entonces, la condición humana está perdida, ciega, llena de pecado, culpable, esclavizada, moralmente arruinada y muriendo. Por la gracia de Dios y la salvación que Cristo provee, tenemos la esperanza que la condición humana sea restaurada a su estado original.

Jean-Jacques Rousseau planteó la teoría de que el hombre es bueno por naturaleza, pero la sociedad lo corrompe. Otros están de acuerdo con la teoría de Aristóteles y John Locke de que nacemos como una pizarra vacía, que somos libres de definir el contenido de nuestro carácter, y que las fuerzas externas nos moldean. Sin embargo, la Biblia dice que la condición humana natural es pecaminosa y está alejada de Dios. No nacemos naturalmente buenos o moralmente neutrales. Nacemos siendo pecadores, y como consecuencia el destino de cada persona es la muerte y la ira (Salmo 51:5; Romanos 3:23; 6:23; Juan 3:16-18; Efesios 2:1-5).

La doctrina bíblica de la depravación total define la verdadera condición humana. Como consecuencia del pecado de Adán, la humanidad está contaminada por el pecado en todas las áreas de su vida: la mente, las emociones y la voluntad han sido contaminadas. Siempre pensamos, sentimos y elegimos el pecado. Por naturaleza amamos la oscuridad (Juan 3:19), y no entendemos las cosas de Dios (1 Corintios 2:14).

La condición humana está perdida; todos nos hemos extraviado (Isaías 53:6). Estamos espiritualmente ciegos (2 Corintios 4:4). Somos pecadores, habiendo quebrantado la ley de Dios (1 Juan 1:8; 3:4). Somos culpables ante Dios, el Juez justo (Romanos 5:12, 18). Somos esclavos del pecado (Juan 8:34). Estamos moralmente arruinados (Romanos 7:18). Estamos muriendo física y espiritualmente (1 Pedro 1:24; Efesios 2:1).

En nuestra condición humana natural, nunca buscamos a Dios o la voluntad de Dios (Romanos 3:10-11). Por nuestra naturaleza pecaminosa, somos "enemigos de Dios" (Romanos 8:7). Afortunadamente para nosotros, Dios ama a Sus enemigos, y demostró Su gran amor por nosotros al enviar a Su Hijo unigénito para morir por nosotros (Juan 3:16-21; Romanos 5:8). Estábamos perdidos, y el Buen Pastor juntó Sus ovejas; estábamos espiritualmente ciegos, y el Sanador nos encontró; nos presentamos culpables ante Dios, y el Juez nos ha justificado; estábamos esclavizados, y el Redentor ha pagado el precio por nuestra liberación; estábamos moralmente arruinados, y Él nos ha restaurado; estábamos muertos, y la Resurrección y la Vida nos ha resucitado.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuál es la condición humana de acuerdo a la Biblia?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana