settings icon
share icon
Pregunta

¿Cómo me ve Dios?

Respuesta


En varios pasajes de las Escrituras se habla de que los creyentes están "en Cristo" (1 Pedro 5:14; Filipenses 1:1; Romanos 8:1). Colosenses 3:3 nos da un poco más de información: "Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios". Cuando venimos a Cristo sintiéndonos pecadores arruinados, Él cambia nuestro pecado por Su justicia (2 Corintios 5:21).

Cuando nos arrepentimos y aceptamos la muerte de Jesús por nosotros, somos llamados Sus hijos (Juan 1:12; Gálatas 3:26). Dios ya no ve nuestras imperfecciones; por el contrario, ve la justicia de Su propio Hijo (Efesios 2:13; Hebreos 8:12). Ya que estamos en Cristo, Dios ve la justicia de Cristo cubriéndonos. Sólo "en Cristo" nuestra deuda de pecado es cancelada, se restaura nuestra relación con Dios y se asegura nuestra eternidad (Juan 3:16-18; 20:31).

En Cristo, Dios me ve como una nueva creación: "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5:17). Tenemos paz con Dios y somos contados como justos ante Él (2 Corintios 5:17-21). En lugar de ver mi pecado, Dios ve la justicia de Su Hijo. Me ve justificado, redimido, santificado y hasta glorificado (ver Romanos 8:30).

En Efesios 1:3-14 aprendemos algunas de las formas en que Dios nos ve en Cristo. Dios "nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo" (Efesios 1:3). Estamos equipados con todo lo que necesitamos. Hemos sido elegidos para "ser santos y sin mancha delante de él [Dios]" (Efesios 1:4). Se nos considera santos e irreprochables porque estamos en Cristo (cf. 2 Corintios 3:18).

Efesios 1:5 nos dice que, en Cristo, hemos sido predestinados "para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo". Esto significa que Dios me ve como Su hijo (cf. Juan 1:12-13). Esto es "para alabanza de la gloria de su gracia [de Dios], con la cual nos hizo aceptos en el Amado" (Efesios 1:6). En Cristo, Dios me ve con amor, y derrama sobre mí Sus abundantes dones y las "riquezas de su gracia" (Efesios 1:7-8).

Dios me ve en Cristo como heredero de las riquezas celestiales (Efesios 1:11; cf. Romanos 8:17). Dios me ve como suyo, para siempre. Me ha sellado con el Espíritu Santo que es "las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria" (Efesios 1:14).

Dios me ve como una obra suya (Salmo 139:13B16; cf. Efesios 2:10); como su amigo (Santiago 2:23); y como un elegido, "santo y amado" (Colosenses 3:12). Me ve como "muerto al pecado" (Romanos 6:11) pero "resucitado con Cristo" (Colosenses 3:1); como el templo del Espíritu Santo (1 Corintios 3:16); como una piedra viva colocada por un Maestro Constructor (1 Pedro 2:5); como parte del "linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios" (1 Pedro 2:9); y como uno de los "extranjeros y peregrinos" en este mundo (1 Pedro 2:11). Dios me ve como parte de Su rebaño: "Porque él es nuestro Dios; nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano" (Salmo 95:7).

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo me ve Dios?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries