¿Cómo es Dios?


Pregunta: "¿Cómo es Dios?"

Respuesta:
Todas las culturas en la historia del mundo han tenido algún concepto de cómo es Dios. Algunos han asumido que Dios controla el clima y han hecho imágenes de un dios de la tormenta lanzando rayos por todas partes (culto a Baal en Canaán). Algunos han asumido que Dios es muy poderoso, y por eso adoraron la cosa más poderosa que podían ver, el sol (adoración de Ra en Egipto). Otros han asumido que Dios está en todas partes y por lo tanto han adorado todo (panteísmo en la filosofía estoica). Algunos han creído que Dios es desconocido y han recurrido al agnosticismo o, simplemente para tapar sus fundamentos, han adorado a "un Dios desconocido" (Hechos 17:23).

El problema con cada una de estas suposiciones es que sólo tienen una parte de la imagen de quién es Dios. Sí, Dios controla el clima, pero también controla mucho más. Es poderoso, pero mucho más poderoso que el sol. Está en todas partes, pero también trasciende todo. Y, afortunadamente, aunque hay algunas cosas que no entendemos de Dios, Él es conocible. De hecho, Él ha revelado todo lo que necesitamos saber sobre Él en la Biblia. Dios quiere ser conocido (Salmo 46:10).

Norman Geisler y Frank Turek, en su libro I Don't Have Enough Faith to Be an Atheist (No tengo suficiente fe para ser ateo), declaran lo siguiente:

• La verdad se descubre, no se inventa. Existe independientemente del conocimiento que alguien tenga de ella. (La gravedad existía antes de Newton.)

• La verdad es transcultural; si algo es verdad, es verdad para todas las personas, en todos los lugares, en todos los tiempos. (2+2=4 para todos, en todos los lugares, en todo momento.)

• La verdad no cambia, aunque nuestras creencias sobre la verdad cambien. (Cuando empezamos a creer que la tierra era redonda y no plana, la verdad sobre la tierra no cambió, sólo cambió nuestra creencia sobre la tierra).

Por lo tanto, mientras tratamos de averiguar cómo es Dios, simplemente estamos tratando de descubrir las verdades que ya están ahí.

Primero, Dios existe. La Biblia nunca discute la existencia de Dios; simplemente la afirma. El hecho de que Dios es, debería ser evidente por las obras que ha creado (Salmo 19:1-6). Génesis 1:1 dice, "En el principio creó Dios los cielos y la tierra". Esta es una declaración simple pero poderosa. El universo incluye tiempo, espacio, materia y energía, de modo que todos los elementos discernibles en el universo surgieron por el decreto de Dios. La Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein afirma que todo el tiempo, espacio y materia tuvieron un comienzo definido y simultáneo. Lo que tiene un comienzo tiene una causa. Esa es la ley de la causalidad, y la existencia de Dios explica fácilmente la causa definitiva. Dios es el creador de todo lo que es, y por lo tanto sabemos algo más sobre Él: Él es todopoderoso (Joel 1:15), Él es eternamente auto-existente (Salmo 90:2), y Él existe por encima y más allá de toda la creación (Salmo 97:9).

El mismo Dios que hizo todas las cosas también controla esas cosas. Él es soberano (Isaías 46:10). El que crea un objeto es dueño de él y tiene el poder de utilizarlo como mejor le parezca. La causa final tiene la autoridad final. En Isaías 44:24 Dios se presenta a sí mismo como el que hizo todo: "Yo el Señor, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo". El siguiente versículo dice que Él: "hago volver atrás a los sabios, y desvanezco su sabiduría" (Isaías 44:25). Este es obviamente un Dios con poder para hacer lo que le plazca.

Dios es espíritu (Juan 4:24) y no puede ser representado por ninguna cosa creada; de hecho, el intentar crear tal representación es una blasfemia (Éxodo 20:4-6). Dios es inmutable (Malaquías 3:6). Dios es omnisciente (1 Juan 3:20) y omnipresente (Salmo 139:7-13). Él es santo y glorioso (Isaías 6:3). Él es justo (Deuteronomio 32:4) y juzgará con justicia todo pecado e injusticia (Judas 1:15).

El juicio de Dios resalta otra verdad sobre cómo es Él: Él es un ser moral. C. S. Lewis, en Mere Christianity (Mero Cristianismo), argumenta que, así como existen leyes observables de la naturaleza (gravedad, entropía, etc.), también existen leyes observables de la moralidad. Escribe: "En primer lugar, los seres humanos, en toda la tierra, tienen la curiosa idea de que deben comportarse de cierta manera, y realmente no pueden deshacerse de ella. En segundo lugar, que de hecho no se comportan de esa manera. Conocen la Ley de la Naturaleza; la rompen. Estos dos hechos son la base de todo razonamiento claro sobre nosotros mismos y el universo en el que vivimos". A pesar de las variadas ideas sobre lo que constituye el bien y el mal, existe la creencia universal de que el bien y el mal existen, y esto es un reflejo del Dios que nos hizo (Génesis 1:26; Eclesiastés 3:11).

Cuando Jesús vino a nuestro mundo, nos mostró al Padre (Juan 14:7-9). Por medio de Jesús, entendemos que Dios busca salvar a los perdidos (Lucas 19:10). Él es compasivo (Mateo 14:14), misericordioso (Lucas 6:36), y perdonador (Mateo 9:1-8). Además, Jesús nos muestra que Dios juzgará el pecado sin arrepentimiento (Lucas 13:5) y que Dios está enfadado con aquellos que viven en la falsedad y se niegan a reconocer la verdad (Mateo 23).

Sobre todo, Jesús nos mostró que Dios es amor (1 Juan 4:8). Fue en el amor que Dios envió a Su Hijo al mundo (Juan 3:16). Fue en amor que Jesús murió en la cruz por los pecadores (Romanos 5:8). Es en el amor que Él todavía llama a los pecadores al arrepentimiento para experimentar la gracia de Dios y ser llamados hijos de Dios (1 Juan 3:1).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo es Dios?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana