¿Es bíblico el caer en trance en el Espíritu?


Pregunta: "¿Es bíblico el caer en trance en el Espíritu?"

Respuesta:
La idea de “caer en trance en el Espíritu”, es cuando un ministro impone las manos sobre alguien, y esa persona cae al suelo, supuestamente siendo afectada por el poder del Espíritu Santo. Aquellos que practican “el trance en el Espíritu”, utilizan pasajes de la Biblia que hablan acerca de gente que se quedó “como muerta” (Apocalipsis 1:17), o que cayó sobre su rostro (Ezequiel 1:28; Daniel 8:17-18; Daniel 10:7-9). Sin embargo, hay numerosos contrastes entre esta experiencia bíblica de “caer sobre el rostro” y la práctica de “caer en trance en el Espíritu”.

1. El “caer postrado” bíblico, era resultado de la reacción de una persona ante lo que había visto en una visión o un evento que estaba más allá de los sucesos ordinarios, cosas tales como la transfiguración de Cristo (Mateo 17:6). En la práctica anti-bíblica de “caer en trance en el Espíritu,” la persona responde al “toque” de otra persona, o a que el orador mueva su brazo.

2. Los casos bíblicos fueron pocos y esporádicos, a tal grado que sólo ocurrieron rara vez en las vidas de unos cuantos. En el fenómeno de “estar en trance,” el caer es un evento semanal en sus iglesias y una experiencia que sucede a muchos.

3. En los casos bíblicos, la gente caía sobre su rostro en temor reverente ante lo que veían o ante quién veían. En el fingido “trance en el Espíritu,” ellos caen de espaldas, ya sea en respuesta al agitar de la mano del orador, o como resultado del toque de un líder de la iglesia (o en algunos casos al empujón.)

No estamos afirmando que todos los ejemplos de “caer en trance en el Espíritu” sean fingimientos o respuestas a un toque o un empujón. Mucha gente experimenta una energía o una fuerza que les causa caer hacia atrás. Sin embargo, no encontramos bases bíblicas para este concepto. Sí, puede haber alguna energía o fuerza involucrada, pero si es así, es muy probable que no proceda de Dios, y que no sea el resultado de la obra del Espíritu Santo.

Es desafortunado que la gente busque estas simulaciones extrañas que no producen fruto espiritual, en vez de buscar el fruto práctico que nos da el Espíritu con el propósito de glorificar a Cristo en nuestras vidas (Gálatas 5:22-23). El ser lleno con el Espíritu no se evidencia por tales fingimientos, sino por una vida que sobreabunde con la Palabra de Dios, a tal grado que la Palabra se derrame en alabanza, acciones de gracias y obediencia a Dios.

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Es bíblico el caer en trance en el Espíritu?

Suscríbete a la pregunta de la semana