¿Qué significa buscar el rostro de Dios?


Pregunta: "¿Qué significa buscar el rostro de Dios?"

Respuesta:
Muchas veces en las Escrituras, se anima al pueblo de Dios a que busque el rostro de Dios. Un versículo familiar declara: "Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra" (2 Crónicas 7:14). Si no podemos ver el rostro de Dios, ¿cómo buscamos el rostro de Dios?

La palabra hebrea para "rostro" en el Antiguo Testamento normalmente se traduce como "presencia". Cuando buscamos el rostro de Dios, estamos buscando Su presencia. El llamado a buscar el rostro de Dios se hizo a Su pueblo porque lo habían abandonado y necesitaban regresar a Él.

El rostro de una persona revela mucho sobre su carácter y personalidad. Vemos las emociones internas de una persona que se expresan externamente en el rostro. Reconocemos a una persona mirando su rostro. En cierto sentido, el rostro de una persona representa su totalidad. Para los escritores de la Biblia, el rostro humano podía representar a toda la persona.

En el Salmo 105:4, a los fieles de Dios se les llamó a "buscar siempre su rostro". Aunque no hayamos abandonado a Dios, hay veces en las que no lo buscamos. El rostro de Dios, Su carácter santo, a menudo es oscurecido por nuestra condición humana y deseos carnales. Por eso el Señor nos insta a buscar Su rostro continuamente. El Señor desea ser nuestro continuo compañero en cada experiencia de la vida. Quiere que lo conozcamos a fondo. Si nos acercamos a Él, Dios se acercará a nosotros: "Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones" (Santiago 4:8).

Cuando nos acercamos a Dios en oración, buscamos Su rostro: "¿Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni jurado con engaño. El recibirá bendición del Señor, y justicia del Dios de salvación. Tal es la generación de los que le buscan, de los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob" (Salmo 24:3-6).

La verdadera naturaleza de la adoración es buscar el rostro de Dios. El camino cristiano es una vida dedicada a buscar la presencia y el amor de Dios. El Señor quiere que busquemos humildemente y con confianza Su rostro en nuestras oraciones y en los momentos en que estamos en Su Palabra. Se necesita intimidad para mirar atentamente el rostro de alguien. Buscar el rostro de Dios equivale a desarrollar una relación íntima con Él: "Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas, para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la vida; mis labios te alabarán" (Salmo 63:1-3).

Que el rostro de Dios nos sonría es una expresión de Su bendición, amor y favor: "El Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia" (Números 6:25; ver también el Salmo 80:3, 7, 19). Cuando nos acercamos a Dios, somos bendecidos con Su maravilloso amor. No lo buscamos sólo para darle una lista de deseos y necesidades ya que sabemos que Dios ya sabe lo que necesitamos (Mateo 6:7-8, 32-33). Confiamos en que Él cuidará de nosotros.

Buscar el rostro de Dios significa desear conocer Su carácter y anhelar Su presencia, más que cualquier otra cosa que pueda darnos.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué significa buscar el rostro de Dios?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana