¿Qué dice la biblia respecto al pago de impuestos?


Pregunta: "¿Qué dice la biblia respecto al pago de impuestos?"

Respuesta:
En Mateo 22:17-21, los fariseos le hicieron una pregunta a Jesús: "Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no? Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción? Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios". En pleno acuerdo, el apóstol Pablo enseñó, "Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra" (Romanos 13:6-7).

Parece que hay una cantidad interminable de clases de impuestos a las que los ciudadanos y participantes en la economía mundial y local están sometidos. Los impuestos son impopulares y, a veces, los organismos públicos encargados de recaudar esos impuestos, son vistos con indignación, ya sea que sean corruptos o no. Esto no es nada nuevo. Los recaudadores de impuestos tampoco fueron tenidos en alta estima en tiempos bíblicos (Mateo 11:19; 21:31-32; Lucas 3:12-13).

Por mucho que odiemos los impuestos, por más que el sistema fiscal sea corrupto e injusto, y aunque creamos que hay cosas mucho mejor hacia donde podría ir nuestro dinero, la biblia ordena, sí, nos ordena que paguemos nuestros impuestos. Romanos 13:1-7 deja claro que debemos someternos al gobierno. El único caso en el que estamos autorizados a desobedecer al gobierno, es cuando nos dice que hagamos algo que prohíbe la biblia. La biblia no prohíbe el pago de impuestos. De hecho, la biblia nos anima a pagar impuestos. Por lo tanto, debemos sujetarnos a Dios y Su Palabra y pagar nuestros impuestos.

En general, los impuestos tienen por objeto permitir el funcionamiento para el beneficio de la sociedad. Dependiendo de las prioridades de una persona, los ingresos fiscales no siempre se utilizan de la mejor manera. La objeción más frecuente para el pago de impuestos, es decir que el dinero está siendo utilizado indebidamente por el gobierno, o incluso que se está usado para malos propósitos por el gobierno. Sin embargo, ese no es nuestro problema. Cuando Jesús dijo, "dad al César...", el gobierno romano no era de ninguna manera un gobierno justo. Cuando Pablo nos ordenó pagar impuestos, Nero, uno de los emperadores romanos más malvados en la historia, era el jefe del gobierno. Debemos pagar nuestros impuestos, incluso cuando el gobierno no honra a Dios.

Somos libres para tomar toda deducción fiscal legal disponible. No tenemos que pagar la cantidad máxima posible de impuestos. Si el gobierno permite una exención tributaria, usted es libre de aceptarla. Si hay una forma legal para quedar exonerado de que su dinero sea gravado, usted es libre de proteger su dinero. Los métodos ilegales y/o deshonestos para evadir impuestos, se deben rechazar. Romanos 13:2 nos recuerda, "De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos".

Los cristianos sabemos que todo lo que tenemos, en última instancia, le pertenece a Dios. Somos administradores y estamos llamados a invertir nuestro dinero y otros recursos en las cosas que tienen valor eterno. Estamos llamados a proveer para nuestras familias (1 Timoteo 5:8) y dar generosamente (2 Corintios 9:6-8). También es aconsejable ahorrar (Proverbios 6:6-8) y es perfectamente aceptable gastar dinero en nosotros mismos y dar gracias a Dios por sus buenos dádivas (Santiago 1:17; Colosenses 3:17). El pago de los impuestos es el deber del ciudadano, y los cristianos están llamados a ser buenos ciudadanos. Sin embargo, los cristianos son, en última instancia, ciudadanos del cielo (Filipenses 3:20). La reducción de la carga fiscal en esta vida, debe tener como objetivo invertir en el reino de Dios para la eternidad.

English


Retornar a la página inicial de Español

"¿Qué dice la biblia respecto al pago de impuestos?

Suscríbete a la pregunta de la semana