¿Quién era Beelzebú?


Pregunta: "¿Quién era Beelzebú?"

Respuesta:
Beelzebú es la forma griega del nombre Baal-zebub, un dios filisteo pagano, adorado en la antigua ciudad filistea de Ecrón durante los tiempos del antiguo testamento. Es un término que significa "el señor de las moscas" (2 Reyes 1:2). Excavaciones arqueológicas en antiguos sitios filisteos, han descubierto imágenes doradas de las moscas. Después de la época de los filisteos, los judíos cambiaron el nombre a "Beelzeboul", tal como se utiliza en el nuevo testamento griego, que significa "señor del estiércol". Este nombre hace referencia al dios de la mosca que era adorado para obtener la liberación de las heridas de ese insecto. Algunos eruditos bíblicos creen que Beelzebú también era conocido como el "dios de la inmundicia", que más tarde llegó a ser un nombre de amargo desprecio en la boca de los fariseos. Como resultado, Beelzebú era una deidad especialmente despreciable, y los judíos usaron su nombre como una frase descriptiva para Satanás.

La palabra tiene dos partes: Baal, que era el nombre de los dioses cananeos de la fertilidad en el antiguo testamento; y Zebul, que significa "grandiosa morada". Colocando las dos partes juntas, formaron un nombre para Satanás, el príncipe de los demonios. Los fariseos usaron este término por primera vez cuando describieron a Jesús en Mateo 10:24-25. Anteriormente, habían acusado a Jesús de echar "fuera los demonios por el príncipe de los demonios" (Mateo 9:34), haciendo referencia a Beelzebú (Marcos 3:22; Mateo 12:24).

En Mateo 12:22 Jesús sanó a un hombre endemoniado que era ciego y mudo. Como resultado, "toda la gente estaba atónita, y decía: ¿Será éste aquel Hijo de David? Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios" (Mateo 12:23-24).

Es notable que los fariseos reaccionaron a este increíble milagro de Jesús de manera opuesta a diferencia de cómo reaccionó la multitud, que se dio cuenta de que Jesús venía de parte de Dios. De hecho, fue una confesión por parte de los fariseos que Jesús obraba milagros o hacía obras más allá del alcance de cualquier poder humano sin tener la ayuda de nadie, aunque ellos atribuyen este poder a Beelzebú y no a Dios. En realidad, deberían haberlo pensado bien: el diablo no puede hacer obras de pura bondad. Sin embargo, absorbidos en su propio orgullo, estos fariseos sabían que, si las enseñanzas de Jesús prevalecían entre la gente, la influencia de ellos sobre el pueblo estaría llegando al final. Por lo tanto, ellos no negaron el milagro, sino que lo atribuyeron a un poder infernal, a "Beelzebú, el príncipe de los demonios".

La gran pregunta es esta: ¿qué importancia tiene esto para nosotros como cristianos hoy en día? En Mateo 10, Jesús nos ofrece la esencia misma de lo que significa ser Su discípulo. Aquí aprendemos que Él está a punto de enviar a Sus apóstoles al mundo para predicar el evangelio (Mateo 10:7). Les da instrucciones específicas sobre qué hacer y qué no hacer. Él les advierte: "Y guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios, y en sus sinagogas os azotarán. . . . Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre…" (Mateo 10:17, 22). Luego añade: "El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor. Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa?" (Mateo 10:24-25).

El punto que Jesús está aclarando para nosotros hoy es que, si la gente lo está llamando Satanás, como hicieron los fariseos en Su tiempo, con toda seguridad llamarán a Sus discípulos de la misma manera. En Juan capítulo 15 Jesús declara, "Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra. Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado" (Juan 15:18-21).

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Quién era Beelzebú?

Suscríbete a la pregunta de la semana