settings icon
share icon
Pregunta

¿Es malo tomar analgésicos?

Respuesta


Algunas personas se preguntan si es apropiado o no que un cristiano tome medicamentos para el dolor, ya que pueden afectar su percepción, alterar la conciencia, influir en el conocimiento o causar adicción física. Debemos recordar que la Biblia no prohíbe expresamente los medicamentos. Los medicamentos no son en sí mismos malos. De hecho, la Biblia habla de la necesidad de Timoteo de "usar un poco de vino" para su enfermedad (1 Timoteo 5:23). Y Lucas era médico (Colosenses 4:14). Así que no hay nada malo en el uso de la medicina; es el abuso lo que está mal y lo que la Biblia condenaría.

Hay una gran diferencia entre alguien que, por exceso o por defecto, abusa de la medicación recetada y alguien que tiene una enfermedad grave y toma la medicación que le receta un médico para aliviar los síntomas. En el primer caso, hay una codicia o deseo idólatra por una sustancia física que le lleva a infringir la ley y a causar potencialmente un daño a sí mismo y a los demás; en el segundo, la persona está haciendo uso de los avances de la ciencia y, bajo la dirección de un médico, alivia legalmente los síntomas desagradables mediante el uso apropiado de la medicación.

Cuando se escribió la Biblia, era habitual que la gente utilizara el alcohol para aliviar el dolor y los síntomas desagradables (Proverbios 31:6). Por supuesto, es fácil abusar del alcohol. Pero el consumo de alcohol no es malo en sí mismo, especialmente si se utiliza con fines medicinales. Es el abuso del alcohol y de los analgésicos lo que hay que evitar (Proverbios 23:20; Romanos 13:13; Gálatas 5:19-21; Efesios 5:18-21; 1 Tesalonicenses 5:6-8).

La Biblia habla reiteradamente sobre nuestra responsabilidad de cuidar nuestro cuerpo. Primera de Corintios 6:19 dice: "¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?". Como cristianos regenerados, nuestros cuerpos físicos, así como nuestros corazones, mentes y almas, pertenecen a Dios. Por ello, nunca debemos hacer algo que nos afecte, deshonre o dañe. El abuso de sustancias provoca daños corporales, pérdida de control y pérdida de inhibición. El cristiano está llamado a vivir con sensatez y alerta para poder representar fielmente el evangelio en todo momento (1 Pedro 3:15), y para ello se requiere que esté mentalmente sobrio y en control de sus facultades.

Así que no debemos renunciar al control de nuestros cuerpos ni darles el dominio sobre nosotros mediante el abuso de sustancias. Pero tampoco debemos esclavizar nuestros cuerpos negándoles lo que realmente necesitan, y esto incluye la medicina. Un ayuno temporal de comida puede ser apropiado, pero hacer que nuestros cuerpos sufran cuando existen remedios razonables y accesibles no tiene sentido y es un error. Una de las maneras en que Dios nos provee es permitiendo providencialmente que el campo de la medicina avance hasta un punto en que los expertos pueden (más que nunca) diagnosticar, atender y tratar a los enfermos. La medicina es, en el mejor de los casos, una herramienta que el hombre debe aprovechar para contrarrestar algunos de los efectos negativos de la Caída, que trajo al mundo el dolor, la enfermedad y la muerte. Sin embargo, la medicina, incluidos los analgésicos, sólo nos beneficia si hacemos un uso responsable de ella.

En definitiva, no hay nada malo en tomar analgésicos. La Biblia nunca condena que se siga un régimen medicinal adecuado prescrito por un médico; de hecho, la medicina debe considerarse una bendición de Dios, que se da como terapia eficaz para el dolor y la enfermedad. Lo que se condena es abusar o excederse en el consumo de estas sustancias, o infringir las leyes que regulan su administración.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Es malo tomar analgésicos?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries