settings icon
share icon
Pregunta

¿Dice la Biblia algo sobre la existencia de los agujeros negros?

Respuesta


Los agujeros negros, simplemente, no son un tema del que la Biblia tenga que hablar. La Biblia está destinada a comunicar un tema principal por encima de todos los demás: la forma en que la humanidad puede reconciliarse con Dios. Por esa razón, muchos temas del universo no se tratan en las Escrituras. Esto no significa que la Biblia contradiga esas ideas. Tampoco significa que la Biblia asuma algo falso sobre ellas. Sólo significa que esos conceptos no tienen importancia en el libro. El manual de instrucciones de un auto, por ejemplo, explicará cómo revisar el aceite del motor, pero no tratará la historia de Henry Ford.

Los agujeros negros, según la teoría moderna, son objetos interesantes pero que siguen las mismas leyes de la física que otros cuerpos. Todos los planetas, estrellas, asteroides, etc., ejercen gravedad sobre su entorno. Mientras más cerca se esté del objeto, más fuerte será esa atracción y más difícil será alejarse. Superar la atracción de la gravedad de la Tierra desde el nivel del suelo necesita una enorme cantidad de fuerza. Aunque la atracción de la gravedad es más débil mientras más se aleja un cohete del planeta, un cohete sigue viéndose afectado por la gravedad de la Tierra, aunque se encuentre en órbita.

Cuando una nave espacial viaja por el espacio, tiene que mantener una determinada distancia con los objetos, basándose en su atracción por la gravedad. Los objetos con mayor masa tienen campos gravitacionales más fuertes. Cuanto más cerca estén dos objetos, más fuerte será la atracción de la gravedad. A no ser que los propulsores de la nave espacial sean muy potentes, siempre habrá una cierta distancia en la que la nave no podrá liberarse de un objeto grande, tan grande como una estrella o un planeta. Una vez que la nave espacial se acerca demasiado, puede dar vueltas o acercarse, pero nunca podrá alejarse sin realizar un gran esfuerzo de empuje.

Mientras más potentes sean los propulsores de la nave, más cerca puede estar—más gravedad puede resistir. La característica que define a un agujero negro es simplemente que es tan enorme—tiene tanta fuerza gravitatoria—que los objetos que se encuentran a cierta distancia necesitan una energía ilimitada para superar su atracción. La gravedad de un agujero negro es tan poderosa que, una vez que un objeto está lo suficientemente cerca, no hay forma posible de escapar de su atracción. Este punto sin retorno se llama "horizonte de sucesos".

Por eso estos objetos se llaman agujeros "negros": su materia está tan densamente concentrada que la atracción de la gravedad atrae todo, incluida la luz, hacia sí misma. El horizonte de sucesos no es la superficie física del agujero negro, sino la distancia de la que nada—ni luz, ni energía, ni información—puede recuperarse. A diferencia de lo que se presenta en la ciencia ficción, los agujeros negros no son portales a otros universos, aspiradoras cósmicas o depredadores intergalácticos ambulantes.

Nada en la Biblia indica o contradice explícitamente la idea de un agujero negro. Las propiedades físicas de los agujeros negros apoyan la idea de que el universo requiere de un nivel de ajuste preciso para soportar la vida. La Biblia a veces describe la desgracia como una caída en la oscuridad—una descripción resumida de lo que le ocurre a la materia que se acerca a un agujero negro (véase Ezequiel 28:8). Ideas como la oscuridad absoluta (Judas 1:13), la destrucción total (2 Tesalonicenses 1:9) y la aniquilación de la materia (2 Pedro 3:10-12) aparecen en las Escrituras. Sin embargo, la coincidencia no es lo mismo que la conexión. La Biblia no presenta estas ideas como si estuvieran relacionadas de alguna manera con los objetos reales físicos que llamamos agujeros negros.

Por último, los agujeros negros son sólo otro aspecto fascinante del universo creado por Dios. Los físicos se preguntan qué influencia pueden tener los agujeros negros en la circulación de las galaxias o en el equilibrio de la energía en el universo. La Biblia, sin embargo, no dice nada particular sobre ellos, ya que esa información no tiene importancia para nuestra salvación eterna o nuestro crecimiento espiritual.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Dice la Biblia algo sobre la existencia de los agujeros negros?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries