GotQuestions.org > Español > Preguntas acerca de Teología > Teología de la Liberación

¿Qué es la Teología de la Liberación?


Pregunta: "¿Qué es la Teología de la Liberación?"

Respuesta:
Sencillamente, la Teología de la Liberación es un intento de interpretar las Escrituras a través de la crisis económica de los pobres. Los verdaderos seguidores de Jesús, según la teología de la liberación, deben trabajar hacia una sociedad justa, lograr un cambio social y político, y alinearse con la clase obrera. Jesús, que era pobre, se centró en los pobres y oprimidos, y cualquier iglesia legítima dará preferencia a aquellos que históricamente han sido marginados o privados de sus derechos. Toda la doctrina de la iglesia debe desarrollarse desde la perspectiva de los pobres. La defensa de los derechos de los pobres se ve como el aspecto central del evangelio.

He aquí un ejemplo de cómo la teología de la liberación ve la Escritura a través de la lente de los pobres e indefensos: en Lucas 1:52-53, María alaba al Señor, diciendo: "Quitó de los tronos a los poderosos, y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes, y a los ricos envió vacíos". Según la teología de la liberación, María expresa la alegría de que Dios ha liberado a los materialmente pobres y ha alimentado a los físicamente hambrientos, a la vez que ha derribado a los materialmente ricos. Él es un Dios, en otras palabras, que favorece a los indefensos sobre aquellos que son ricos.

La teología de la liberación tiene sus raíces en el catolicismo romano latinoamericano. Su crecimiento es visto como una respuesta a la pobreza generalizada y al maltrato de grandes segmentos de la sociedad latinoamericana. Un libro influyente que promueve la teología de la liberación es Una Teología de la Liberación por Fr. Gustavo Gutiérrez (1971).

Los promotores de la teología de la liberación apelan a los profetas del Antiguo Testamento como apoyo. Por ejemplo, Malaquías 3:5 advierte del juicio de Dios sobre aquellos que oprimen al trabajador: "'Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí", dice el SEÑOR Todopoderoso" (ver también Isaías 58:6-7; Jeremías 7:6; Zacarías 7:10). También, las palabras de Jesús en Lucas 4:18 muestran Su compasión por los oprimidos: "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos" (Isaías 61:1).

Los teólogos de la liberación también usan las palabras de Jesús en Mateo 10:34 para promover la idea de que la iglesia debe involucrarse en el activismo: "No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada". Jesús, según la teología de la liberación, presionó no por la estabilidad social sino por el malestar social.

Los críticos de la teología de la liberación la asocian con el marxismo y la ven como una forma religiosa de políticas socialistas fallidas. Funcionarios del Vaticano, incluyendo varios papas, han hablado en contra de la teología de la liberación. Las razones de la oposición católica incluyen el énfasis de la teología de la liberación en la práctica sobre la doctrina y su rechazo de la estructura jerárquica de la iglesia - la teología de la liberación defiende a las "comunidades de base" que se reúnen fuera de los límites de la iglesia, eludiendo de manera efectiva al clero católico.

La teología de la liberación ha ido más allá de los campesinos pobres de América del Sur y Central. Haití y Sudáfrica son también el hogar de formas de teología de la liberación. En los Estados Unidos, la teología de la liberación de los negros se predica en algunas iglesias como la Iglesia de Cristo Unida Trinitaria de Jeremiah Wright. Un movimiento teológico relacionado es la teología feminista de la liberación, que considera a las mujeres como el grupo oprimido que debe ser liberado.

La Biblia ciertamente enseña a los seguidores de Cristo a cuidar de los pobres (Gálatas 2:10; Santiago 2:15-16; 1 Juan 3:17), y debemos hablar en contra de la injusticia. Y, sí, la Biblia advierte repetidamente contra el engaño de las riquezas (Marcos 4:19). Sin embargo, la teología de la liberación se equivoca en un par de lugares. Por un lado, coloca la acción social al mismo nivel que el mensaje evangélico. Aunque es importante alimentar al hambriento, no puede tomar el lugar del evangelio de Cristo (ver Hechos 3:6). La necesidad primaria de la humanidad es espiritual, no social. También, el evangelio es para toda la gente, incluyendo a los ricos (Lucas 2:10). Los que visitaron al Niño Jesús fueron pastores y reyes magos; ambos grupos fueron bienvenidos. Asignar un estatus especial a cualquier grupo como preferido por Dios es discriminar, algo que Dios no hace (Hechos 10:34-35). Cristo trae unidad a su iglesia, no división por razones socio económicas, raciales o de género (Efesios 4:15).

English
Retornar a la página inicial de Español

¿Qué es la Teología de la Liberación?

Descubre cómo ...

recibe la vida eterna




recibe el perdón de Dios




Suscríbete a la pregunta de la semana