GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Cuáles son algunos versículos bíblicos que nos alientan?"

Respuesta:
No importa en qué situación de desánimo nos encontremos, en la Biblia hay versículos que nos alientan y nos dan esperanza:

Cuando hayas perdido algo, o a alguien, que haya sido muy valioso para ti:

Mateo 5:4 "Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación".

Apocalipsis 1:18 "He aquí que vivo por los siglos de los siglos".

Juan 11:25 "Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá".

Cuando sobre tu cabeza caigan insoportables ráfagas de sufrimiento extremo y debilidad:

2 Corintios 12:9 "Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad".

Hebreos 4:16 "Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro".

Cuando tu alacena esté vacía, y se haya raspado la última migaja:

Mateo 6:33 "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas".

Salmo 23:1 "El Señor es mi pastor; nada me faltará".

1 Tesalonicenses 5:18 "Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús".

Cuando parece que nadie te entiende, ni siquiera se preocupa:

Salmo 55:22 "Echa sobre el Señor tu carga, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo".

Isaías 40:11 "Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas".

Cuando te persiguen por tu fe:

2 Pedro 2:9 "Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio".

Juan 15:18 "Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros".

Cuando la nación, el mundo, e incluso la familia y la iglesia, parecen estar desintegrándose:

Isaías 14:24: "El Señor de los ejércitos juró diciendo: Ciertamente se hará de la manera que lo he pensado, y será confirmado como lo he determinado'".

Jeremías 29:11 "Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice el Señor, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis".

Cuando el miedo y la inseguridad de la vida te acorralan:

Salmo 27:1 "El Señor es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?"

Lucas 12:7 "Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos".

Romanos 8:1 "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús".

Cuando estés con el ánimo por los suelos:

Salmo 118:24 "Este es el día que hizo el Señor; nos gozaremos y alegraremos en él".

Romanos 8:29-30 "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a estos también llamó; y a los que llamó, a estos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó".

Cuando estés agotado y cansado al punto de rendirte:

Hebreos 12:2-3 "Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar".

Cuando te abandonan los que son importantes:

Deuteronomio 31:6 "Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque el Señor tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará".

Hebreos 13:5-6 "Porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre".

Cuando pareciera que los amigos e incluso la familia abandonan a Dios:

Salmo 100:5 "Porque el Señor es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones".

2 Timoteo 3:1-4 "También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios".

Cuando estés ante una fuerte tentación:

1 Corintios 10:13 "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar".

Santiago 4:7-8 "Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros".

2 Timoteo 1:12 "Estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día".

Hebreos 2:18 "Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados".

Cuando eres víctima de las falsas acusaciones de tu enemigo:

1 Pedro 3:14, 16 "Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois ... teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo".

Mateo 5:10 "Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos".

Romanos 8:31-34 "¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros".

Cuando las circunstancias te hacen dudar de Dios:

Salmo 42:5 "¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío".

Marcos 9:24 "Creo; ayuda mi incredulidad".

Cuando la ira implacable e incluso el odio se apoderan de nosotros:

Efesios 4:31 "Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo".

Santiago 1:19 "Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios".

1 Juan 4:20 "Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?"

Cuando la culpa, la vergüenza y el remordimiento nos derrotan:

1 Juan 1:9 "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad".

Romanos 8:1-2 "Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. 2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte".

Cuando estás a punto de llegar al límite con exigencias, presiones y expectativas agobiantes:

Mateo 11:28 "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar".

Juan 15:5 [Jesús dijo] "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer".

Filipenses 4:13 "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

Cuando el camino se desvía inesperadamente, o cuando para una decisión importante se acumulan muchos aspectos que confunden:

Santiago 1:5 "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada".

1 Corintios 14:33 "Dios no es Dios de confusión".

Proverbios 3:5-6 "Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas".

Cuando te sientes sediento en el alma, anhelando la pureza y la justicia:

Mateo 5:6 "Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados".

Salmo 23:3 "Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre".

Cuando todos los caminos se han cerrado y sólo parece que queda la desesperación:

1 Corintios 10:13 "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar".

2 Corintios 4:8 "Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados".

Cuando el sepulcro se abre ante ti:

Juan 3:16 "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna".

Juan 11:25 "Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá".

Hebreos 2:14-15 "Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre".

Una bendición para todas las circunstancias:

Romanos 15:13 "Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo".



© Copyright Got Questions Ministries