GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Está Satanás en el infierno? ¿Dónde está Satanás?"

Respuesta:
Por el momento, Satanás no está en el infierno. Más bien, Satanás anda por la tierra, buscando tentar a la gente al pecado y, por ende, separarlos de Dios. 1 Pedro 5:8 dice, "Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar". En Juan 14:30, Jesús llamó a Satanás "el príncipe de este mundo", y el apóstol Pablo se refirió a él como "el príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia" (Efesios 2:2). Satanás no vive en el infierno; él vive y trabaja en la tierra y sobrevolando en los cielos.

Satanás es el "padre de la mentira" (Juan 8:44), que influencia y gobierna el mundo ahora mismo. Satanás quiere la adoración (Mateo 4:9), y utiliza el engaño y las distracciones para llamar la atención del hombre hacia sí mismo. El mundo adora a Satanás de una u otra forma, con excepción de los que son del reino de Dios y que, por lo tanto, están llamados a salir de los engaños del diablo. Si una persona no es un hijo de Dios, por defecto es un hijo de Satanás (ver Juan 8:44; Hechos 13:10). 1 Juan 3:10 nos dice cómo distinguir entre los dos: "En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios". Santiago 4:4 explica que el que es amigo del mundo, es enemigo de Dios.

Es importante saber esto, porque Jesús pronto regresará a la tierra y recogerá lo que le pertenece. Él derrotará a los seguidores de Satanás y reclamará a Sus elegidos para Él mismo. Finalmente, Satanás será arrojado al lago de fuego y "serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 20:10). Después, Jesús juzgará a los incrédulos de acuerdo a lo que hayan hecho durante sus vidas. Cualquier persona cuyo nombre no se encuentre escrito en el libro de la vida, será arrojado al lago de fuego donde Satanás y sus secuaces estarán para ese entonces (Apocalipsis 20:13, 15). El infierno y la muerte también serán lanzados al lago de fuego (Apocalipsis 20:14), por lo tanto, hablando con propiedad, en ningún momento Satanás reside en el infierno. Pero él estará encerrado permanentemente en un lugar muy caliente que podría ser llamado un lugar "infernal", para ser eternamente atormentado.

La clave para que cada persona se lleve, es asegurarse de que su nombre este escrito en el libro de la vida, para que pueda tener vida eterna en el cielo, en lugar de una eterna separación de Dios en el lago de fuego.