GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Deberíamos leer otros libros, o sólo la Biblia?"

Respuesta:
La Biblia enseña que debemos meditar en las palabras de Dios (Salmo 1:2-4). También enseña que "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad" (Filipenses 4:8). En otras palabras, otros libros que fomentan la vida piadosa pueden ser útiles en nuestro caminar con Cristo. Los comentarios, los estudios bíblicos, los libros devocionales — hay muchos escritos que pueden profundizar nuestro entendimiento de las Escrituras.

Además, otros libros son útiles para muchas áreas prácticas de la vida. Desde información médica hasta reparación de autos, la información que necesitamos para la vida diaria se puede encontrar en los libros.

En tercer lugar, algo de ficción es útil tanto para el aprendizaje como para disfrutar. Siempre y cuando el libro honre al Señor, una novela puede comunicar la verdad, así como Jesús lo hizo en Sus parábolas. Primera de Corintios 10:31 enseña, "Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios". Este es el estándar para el creyente. Si se lee un libro en particular para la gloria de Dios, entonces hay una razón legítima para leerlo.

Cuarto, algunos libros pueden ayudarnos a entender mejor y llegar a aquellos que no conocen a Cristo. La Biblia es clara en cuanto a que estamos llamados a hacer discípulos de todas las naciones (Mateo 28:18-20). Los libros útiles para esta causa podrían incluir el estudio de idiomas, el análisis cultural e incluso el trabajo religioso de otras religiones. Aunque hay que tener mucho cuidado con esta última categoría, es útil conocer la literatura de otras culturas para comunicar más eficazmente las verdades de la Biblia.

Por supuesto, hay algunos libros que los cristianos no deben leer. Sin duda, hay que evitar los libros que "a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo" (Isaías 5:20). Además, los libros con descripciones injustificadas de inmoralidad o de derramamiento de sangre no valen la pena, especialmente si incluyen imágenes gráficas o pornografía. Tales libros forman parte de "las obras infructuosas de las tinieblas" (Efesios 5:11), que Pablo llama "vergonzoso" (Efesios 5:12).

Por último, debe quedar claro que la Biblia es el libro más importante y debe recibir la mayor prioridad entre los cristianos. Otros libros pueden ser beneficiosos y pueden ser verdad, pero sólo la Biblia es "inspirada por Dios" (2 Timoteo 3:16-17). A veces, Pablo apeló a otros escritos (Hechos 17) a la hora de comunicar a Cristo a los demás, pero la gran mayoría de sus referencias son los escritos inspirados del Antiguo Testamento.

Estamos llamados a estudiar la Biblia: "Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad" (2 Timoteo 2:15). Para ello se necesita mucho tiempo en las Escrituras.

El mismo Jesús nos sirve como nuestro mayor ejemplo. Cuando fue tentado, ¿cómo respondió? Tres veces apeló a la Palabra de Dios (Mateo 4:1-11). Otros libros pueden ayudarnos en nuestro caminar con Dios, pero nunca deben distraernos de nuestro compromiso con la Palabra de Dios.