GotQuestions.org/Espanol




Pregunta: "¿Cómo los diferentes géneros de la Biblia deberían impactar la forma en que interpretamos la Biblia?"

Respuesta:
La Biblia es una obra literaria. La literatura viene en distintos géneros, o categorías basadas en el estilo, y cada una puede leerse y apreciarse de manera diferente a la otra. Por ejemplo, confundir una obra de ciencia ficción con un libro de medicina causaría muchos problemas — se deben entender de manera diferente. Y tanto la ciencia ficción como un libro de medicina se deben entender de manera diferente a la poesía. Por lo tanto, una correcta exégesis e interpretación considera el propósito y el estilo de un determinado libro o pasaje de las Escrituras. Además, algunos versículos tienen un significado figurativo, y el discernimiento apropiado de estos nos ayuda con la comprensión del género. El no poder identificar el género puede conducir a un grave malentendido de la Escritura.

Los principales géneros que se encuentran en la Biblia son estos: ley, historia, sabiduría, poesía, narrativa, epístolas, profecía y literatura apocalíptica. El siguiente resumen muestra las diferencias entre cada género y cómo se debe interpretar cada uno de ellos:

La ley: Incluye los libros del Levítico y el Deuteronomio. El propósito de la ley es expresar la voluntad soberana de Dios con respecto al gobierno, los deberes sacerdotales, las responsabilidades sociales, etc. El conocimiento de las maneras y costumbres hebreas de la época, así como el conocimiento de los pactos, complementará la lectura de este material.

La historia: Las historias y epopeyas de la Biblia se incluyen en este género. Casi todos los libros de la Biblia contienen algo de historia, aunque Génesis, Éxodo, Números, Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes, 1 y 2 Crónicas, Esdras, Nehemías y Hechos, principalmente son historia. Es fundamental el conocimiento de la historia secular, ya que encaja perfectamente con la historia bíblica y hace que la interpretación sea mucho más robusta.

Sabiduría: Este es el género de aforismos que enseñan el significado de la vida y cómo vivir. Parte del lenguaje utilizado en la literatura de la sabiduría es metafórico y poético, y esto debe tenerse en cuenta durante el análisis. Se incluyen los libros de Proverbios, Job y Eclesiastés.

Poesía: Se incluyen libros de prosa rítmica, paralelismo y metáfora, como el Cantar de los Cantares, Lamentaciones y Salmos. Sabemos que muchos de los salmos fueron escritos por David, que era músico, o por Asaf, el líder de adoración de David. Ya que la poesía no se traduce fácilmente, es posible que perdamos algo del "flujo" musical cuando se traduce. No obstante, encontramos en este género un uso similar de lenguaje, comparación y estribillo que encontramos en la música moderna.

Narrativa: Este género incluye los Evangelios, que son narraciones biográficas sobre Jesús, y los libros de Rut, Ester y Jonás. Un lector puede encontrar fragmentos de otros géneros dentro de los Evangelios, tales como la parábola (Lucas 8:1-15) y el discurso (Mateo 24). El libro de Rut es un perfecto ejemplo de una historia corta bien hecha, sorprendente en su brevedad y estructura.

Epístolas: Una epístola es una carta, generalmente en un estilo formal. Hay 21 cartas en el Nuevo Testamento escritas por los apóstoles a varias iglesias o individuos. Estas cartas tienen un estilo muy similar a las cartas modernas, con un comienzo, un saludo, un contenido y un final. El contenido de las epístolas implica la aclaración de la enseñanza previa, la reprensión, la explicación, la corrección de la falsa enseñanza y la profundización en las enseñanzas de Jesús. El lector hará bien en comprender la situación cultural, histórica y social de los destinatarios originales para sacar el máximo provecho del análisis de estos libros.

Profecía y literatura apocalíptica: Los escritos proféticos son los libros del Antiguo Testamento de Isaías a Malaquías, y del Apocalipsis en el Nuevo Testamento. Incluyen predicciones de eventos futuros, advertencias de juicios venideros, y una visión general del plan de Dios para Israel. La literatura apocalíptica es una forma específica de profecía, que en gran medida incluye símbolos e imágenes y predice el desastre y la destrucción. Encontramos este tipo de lenguaje en Daniel (las bestias del capítulo 7), Ezequiel (el rollo del capítulo 3), Zacarías (el candelabro de oro del capítulo 4) y Apocalipsis (los cuatro jinetes del capítulo 6). Los libros Proféticos y Apocalípticos son los que con más frecuencia se someten a una eisegesis defectuosa y a una interpretación personal basada en la emoción o en un prejuicio preconcebido. Sin embargo, Amós 3:7 nos dice, "Porque no hará nada el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas". Por lo tanto, sabemos que se ha dicho la verdad, y se puede saber a través de una cuidadosa exégesis, un conocimiento del resto de la Biblia, y una reflexión en oración. Algunas cosas no se nos aclararán excepto en la plenitud de los tiempos, por lo tanto, es mejor no asumir saberlo todo cuando se trata de literatura profética.

La comprensión de los géneros de la Escritura es vital para el estudiante de la Biblia. Si se asume el género equivocado para un pasaje, fácilmente puede ser mal entendido o mal interpretado, llevando a una comprensión incompleta y falsa de lo que Dios desea comunicar. Dios no es el autor de la confusión (1 Corintios 14:33), y quiere que "usemos bien la palabra de verdad" (2 Timoteo 2:15). Además, Dios quiere que conozcamos Su plan para el mundo y para nosotros como individuos. ¡Qué satisfactorio es llegar a "comprender cuán ancho y largo y alto y profundo" (Efesios 3:18) es el amor de Dios por nosotros!