GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Aparecen los ángeles a la gente de hoy?"

Respuesta:
En la Biblia, los ángeles aparecen a la gente de modos imprevisibles y distintos. De una lectura ocasional de la Escritura, una persona podría tener la idea de que las apariciones angelicales eran algo común, pero esto no es el caso. Hay un interés creciente en ángeles hoy en día, y hay muchos informes de apariciones angelicales. Los ángeles son parte de casi todas las religiones, y generalmente parecen tener el mismo papel del mensajero. A fin de determinar si los ángeles aparecen hoy en día, debemos conseguir primero una visión bíblica de sus antiguas apariciones.

La primera aparición de ángeles en la Biblia aparece en Génesis 3:24, cuando Adán y Eva fueron expulsados del Jardín del Edén. Dios colocó querubines para bloquear la entrada del Jardín con una espada encendida. La siguiente aparición angelical es en Génesis 16:7, unos 1.900 años más tarde. Agar, la sierva egipcia que dio a luz a Ismael de Abraham, fue instruida por un ángel para volver y someterse a su ama, Sarai. Abraham fue visitado por Dios y dos ángeles en Génesis 18:2, cuando Dios le informó de la inminente destrucción de Sodoma y Gomorra. Los mismos dos ángeles visitaron a Lot, y lo advirtieron escapar de la ciudad con su familia antes de que fuera destruida (Génesis 19:1-11). Los ángeles en este caso también mostraron poder sobrenatural al cegar a los hombres impíos que amenazaban a Lot.

Cuando Jacob vio a una multitud de ángeles (Génesis 32: 1), él inmediatamente los reconoció como el ejército de Dios. En Números 22:22, un ángel confrontó al desobediente profeta Balaam, pero Balaam no vio al ángel al principio, aunque lo hizo su asna. María recibió la visita de un ángel que le dijo que ella sería la madre del Mesías, y José fue advertido por un ángel para llevar a María y a Jesús hasta Egipto para protegerlos del edicto de Herodes (Mateo 2:13). Cuando aparecen los ángeles, quiénes los ven, a menudo tiemblan con miedo (Jueces 6:22; 1 Crónicas 21:30; Mateo 28:5). Los ángeles entregan mensajes de Dios y hacen Su voluntad, a veces por medios sobrenaturales. En todos los casos, los ángeles llevan las personas a Dios y le dan la gloria a Él. Los santos ángeles se niegan a ser adorados (Apocalipsis 22:8-9).

Según informes modernos, las visitaciones angelicales vienen en una variedad de formas. En algunos casos, un extraño previene lesiones graves o muerte, y luego, misteriosamente desaparece. En otros casos, un ser con alas o con ropa blanca se ve momentáneamente y luego, se va. La persona que ve al ángel a menudo se queda con un sentimiento de paz y seguridad de la presencia de Dios. Parece que este tipo de visitación está de acuerdo con el modelo bíblico, como lo vemos en Hechos 27:23.

Otro tipo de visitación que a veces se relata hoy, es el tipo del “coro angelical”. En Lucas 2:13, los pastores fueron visitados por un coro divino que les informó del nacimiento de Jesús. Algunas personas han relatado experiencias similares en algunas iglesias. Esta experiencia no encaja el modelo tan bien, ya que por lo general no sirve para nada más que para proporcionar un sentimiento de euforia espiritual. El coro angelical en el Evangelio de Lucas anunciaba un mensaje muy específico.

Un tercer tipo de visitación implica sólo una sensación física. Personas mayores de edad a menudo han reportado que sienten como si brazos o las alas los envolvieran en momentos de extrema soledad. Dios es el Dios de toda consolación, y las Escrituras hablan de Dios, cubriendo con Sus alas (Salmo 91:4). Dichos informes bien pueden ser ejemplos de esa cubierta.

Dios está todavía tan activo en el mundo como siempre lo ha estado, y sus ángeles ciertamente aún están trabajando. Así como los ángeles protegían al pueblo de Dios en el pasado, podemos estar seguros que ellos nos están protegiendo hoy. Hebreos 13:2 dice, "No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles". Al obedecer los mandatos de Dios, es muy posible que encontremos a Sus ángeles, aunque no lo reconozcamos en el momento. En circunstancias especiales, Dios permitía a Su pueblo ver a Sus ángeles invisibles, para que el pueblo de Dios se animara y continuara en Su servicio (2 Reyes 6:16-17).

También debemos prestar atención a las advertencias de la Escritura acerca de seres angelicales: hay ángeles caídos que trabajan para Satanás, los cuales harán cualquier cosa para derribarnos y destruirnos. Gálatas 1:8 advierte que debemos tener cuidado de cualquier "nuevo" evangelio, aun si es entregado por un ángel. Colosenses 2:18 advierte contra la adoración de ángeles. Cada vez que en la Biblia los hombres se postraron delante de los ángeles, aquellos seres firmemente rechazaron ser adorados. Cualquier ángel que reciba la adoración, o quien no dé la gloria al Señor Jesucristo, es un impostor. 2 Corintios 11:14-15 declara que Satanás y sus ángeles se disfrazan de ángeles de luz a fin de engañar y pervertir a cualquiera que los escuche.

Nos anima el conocimiento de que los ángeles de Dios están obrando. En circunstancias especiales, es posible que tengamos una de esas raras visitas personales. Por encima de ese conocimiento, sin embargo, es el conocimiento que Jesús mismo ha dicho, "…he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén" (Mateo 28:20). Jesús, que hizo los ángeles y recibe su adoración, nos ha prometido Su presencia en medio de nuestras pruebas.