GotQuestions.org/Espanol



Pregunta: "¿Qué dice la Biblia sobre el vestuario?"

Respuesta:
La palabra castidad significa "la cualidad de ser moralmente puro". Por lo general, entendemos que la castidad es la abstención de actividades sexuales ilícitas. Los sacerdotes y las monjas de la Iglesia Católica Romana hacen un voto de castidad, prometiendo abstenerse de toda forma de actividad sexual. La castidad también tiene un significado no tan conocido que está relacionado con la integridad personal. Por ejemplo, podríamos decir: "El pastor fue un gran ejemplo de castidad en todos los aspectos de su vida". Aunque hoy en día estamos más familiarizados con los sinónimos de moralidad, pureza y modestia, la Biblia tiene mucho para decir sobre la castidad, ya sea sexual o de otro tipo.

La Escritura exhorta a los jóvenes a tratar a las mujeres mayores como madres y a las más jóvenes como hermanas "con toda castidad" o "pureza" (1 Timoteo 5:2). Cuando Pablo usó términos relacionados con la familia para describir a las mujeres en la iglesia, estableció los límites del comportamiento casto entre ambos sexos. El significado es claro: "Trata a cada mujer como te gustaría que trataran a tu madre o a tu hermana". Pablo también dio instrucciones a su joven discípulo, Timoteo, para que se preocupara de que su propia vida fuera un modelo de castidad, a fin de que fuera un "ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza" (1 Timoteo 4:12). Los diáconos y los ancianos deben ser modelos de castidad en todos los aspectos de la vida (1 Timoteo 3:1-13). Eso incluye no ser adicto al alcohol, permanecer fiel a su esposa, no amar el dinero y tener una buena reputación en todos los aspectos.

La enseñanza bíblica sobre la castidad sexual es clara. Cualquier actividad sexual fuera del matrimonio de pacto entre un hombre y una mujer es pecado (Hebreos 13:4; 1 Corintios 6:18; 2 Corintios 12:21). Pero la castidad es algo más que la abstención del sexo; la castidad empieza en el corazón. Del corazón proviene todo lo malo (Mateo 15:18-19). Jesús enseñó que hasta la lujuria sexual en privado es impura y pecaminosa (Mateo 5:28). La pornografía, la ropa inmodesta y los besos intensos entre parejas, todo esto viola el principio bíblico de la castidad. Las personas castas deben establecer límites personales para que el corazón no caiga en tentación (Romanos 13:14).

Todos los cristianos han sido llamados a practicar la castidad honrando al Señor con sus cuerpos y mentes (1 Corintios 6:15-20; Colosenses 3:17). Para los solteros, el celibato forma parte de la castidad. En el caso de los casados, la castidad significa permanecer fieles a sus cónyuges (1 Corintios 7:2-5). Los cristianos que luchan con la atracción por el mismo sexo practican la castidad manteniéndose en celibato de por vida, confiando en que el Amante de sus almas satisfará hasta sus anhelos más profundos. El limitar la exposición a imágenes y situaciones de explotación sexual fomenta la castidad. El tiempo personal de adoración, oración y meditación en las Escrituras nos ayuda a mantener nuestra mente casta cuando trabajamos para llevar "cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo" (2 Corintios 10:5).

Aunque el concepto de castidad va desapareciendo poco a poco de nuestro sistema de valores, sigue formando parte del de Dios. Él escudriña los corazones y las mentes de cada persona, buscando a los que tienen un corazón completamente de Él para poder manifestarse en su favor (2 Crónicas 16:9; Jeremías 17:10). El Creador de nuestros cuerpos y nuestras almas no se deja engañar por nuestras demostraciones externas de castidad para impresionar a los demás. Él busca a aquellos que anhelan ser de "limpio corazón" (Mateo 5:8). Cuando la castidad es nuestro objetivo en todas las áreas de nuestra vida, el Señor nos fortalece y nos recompensa con poder para vencer el pecado y poder disfrutar más de Su presencia (Santiago 4:8; Salmo 34:17-18).



© Copyright Got Questions Ministries