GotQuestions.org/Espanol




Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca de cómo administrar tus finanzas?"

Respuesta:
La biblia tiene mucho que decir acerca del manejo de las finanzas. En lo concerniente a préstamos, la biblia generalmente aconseja no hacerlo. Ver Proverbios 6:1-5; 20:16; 22:7, 26-27 (“El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta… No seas de aquellos que se comprometen, ni de los que salen por fiadores de deudas. Si no tuvieras para pagar, ¿Por qué han de quitar tu cama de debajo de ti?”). Una y otra vez, la biblia advierte contra la acumulación de riqueza y, por el contrario, nos anima a buscar riquezas espirituales Proverbios 28:20 (“El hombre de verdad tendrá muchas bendiciones, mas el que se apresura a enriquecerse no será sin culpa”). Ver también Proverbios 10:15; 11:4; 18:11; 23:5.

Proverbios 6:6-11 nos brinda sabiduría sobre la pereza y la ruina financiera que sucederá de manera inevitable. Se nos dice que consideremos a la hormiga laboriosa que trabaja para almacenar alimento para sí misma. El pasaje también advierte contra el sueño cuando deberíamos estar trabajando en algo rentable. Un " holgazán " es una persona perezosa y negligente que prefiere descansar antes que trabajar. Su fin está asegurado: la pobreza y la miseria. En el otro extremo del espectro tenemos al que está obsesionado con ganar dinero. Tal persona, de acuerdo a Eclesiastés 5:10, nunca tiene suficiente riqueza que lo satisfaga y debe estar constantemente obteniendo más y más. Primera Timoteo 6:6-11 también advierte contra la trampa de desear riquezas.

En lugar de desear amontonar riquezas, el modelo bíblico es el de dar, no el de recibir. "Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre" (2 Corintios 9:6-7). También se nos anima a ser buenos administradores de lo que Dios nos ha dado. En lo referente a su administración, ver Lucas 16:1-13 (el verso 11, “Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?”). Así mismo somos responsables de proveer para los de nuestra propia casa. 1 Timoteo 5:8 dice, “...porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo”.

En resumen, ¿qué es lo que la biblia dice acerca del manejo del dinero? La respuesta puede ser sintetizada en una sola palabra – sabiduría. Debemos ser sabios con nuestro dinero. Debemos ahorrar dinero, pero no atesorarlo. Podemos gastar el dinero, pero con discreción y control. Debemos regresarlo al Señor, gozosa y sacrificialmente. Debemos usar nuestro dinero para ayudar a otros, pero con discernimiento y la guía del Espíritu de Dios. No es malo ser rico, pero sí es malo el amar el dinero. No es malo el ser pobre, pero sí lo es el gastar el dinero en cosas triviales. El mensaje consistente de la biblia sobre el manejo del dinero, es el ser sabios.