¿Qué quiere decir que Jesús es amigo de pecadores?



 

Pregunta: "¿Qué quiere decir que Jesús es amigo de pecadores?"

Respuesta:
El hecho de que Jesús es amigo de pecadores significa que Él es nuestro amigo y está esperando que nosotros reconozcamos su presencia y disponibilidad. El amor de Dios por nosotros va más allá de lo imaginable. Cuando pensamos en la encarnación de Jesús, dejando el cielo para nacer como un bebé indefenso, a fin de crecer y experimentar la vida entre nosotros, empezamos a tener un pequeño destello de la profundidad de ese amor. Cuando a eso le añadimos su muerte sacrificial en la cruz, es asombroso.

Para ser un "amigo de pecadores", Jesús se sometió a vivir en un mundo caído y depravado, "por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23). A pesar de nuestra condición pecadora, Jesús desea una relación con nosotros.

La frase "amigo de pecadores" proviene de pasajes paralelos en los evangelios. "Jesús llegó a decir: "¿A qué, pues, compararé los hombres de esta generación, y a qué son semejantes? Semejantes son a los muchachos sentados en la plaza, que dan voces unos a otros y dicen: Os tocamos flauta, / y no bailasteis; / os endechamos, / y no llorasteis. Porque vino Juan el Bautista, que ni comía pan ni bebía vino, y decís: Demonio tiene. Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores" (Lucas 7:31-34; cf. Mateo 11:16-19)”.

En este pasaje Jesús está indicando el nivel de inmadurez espiritual entre aquellos que se consideraban a sí mismo "justos" y los más "espirituales". Ellos basaban su prestigio en seguir rigurosamente el ritual, la ley y la apariencia externa, en lugar de un verdadero entendimiento del corazón de Dios y de una relación con Él. Criticaban a Jesús por pasar el tiempo con los marginados y con las personas "socialmente inaceptables", llamándolo "amigo de pecadores".

La historia de la oveja perdida muestra la importancia por los perdidos y vulnerables, quienes se han alejado de un lugar seguro. Para Dios, era muy importante que Jesús los buscara, los encontrara y los trajera de nuevo a un lugar seguro. "Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come. Entonces Él les refirió esta parábola, diciendo: ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?" (Lucas 15:1-4).

Jesús dejó claro que Él "había venido a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:10). Él estaba dispuesto a relacionarse con aquellos que no eran suficientemente buenos, según las normas de los santurrones fariseos. ¡Pero Jesús vino a aquellos que estaban dispuestos a escucharlo y que eran importantes para Dios!

Mateo 9:10-13 relata otra ocasión cuando Jesús fue ridiculizado por los líderes religiosos por causa de sus amistades. Jesús les contesta diciendo: "No he venido a llamar a justos, sino a pecadores" (versículo 13).

En Lucas 4:18, Jesús cita Isaías 61:1-2: “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, / porque me ungió Jehová; / me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, / a vendar a los quebrantados de corazón, / a publicar libertad a los cautivos, / y a los presos apertura de la cárcel; / a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová”. Para predicar las buenas nuevas a los abatidos, a los quebrantados, a los cautivos y a los presos, Jesús tenía que tener contacto con ellos.

Jesús no toleró el pecado o participó en las conductas destructivas de los impíos. Al ser "amigo de pecadores”, Jesús mostró que “la benignidad de Dios nos guía al arrepentimiento" (Romanos 2:4). Jesús llevó una vida perfecta, sin pecado y tenía la "potestad en la tierra para perdonar pecados" (Lucas 5:24). Por eso, tenemos la oportunidad de experimentar un corazón y una vida transformada.

Jesús, nuestro amigo, pasó tiempo con los pecadores, no para participar de sus actos pecaminosos, sino para presentarles las buenas nuevas de que el perdón de pecados estaba disponible. Muchos pecadores fueron transformados por sus palabras de vida — Zaqueo fue un buen ejemplo (Lucas 19:1-10).

Cuando los enemigos de Jesús lo llamaron "amigo de pecadores", la intención de ellos era que sonara como un insulto. Para la gloria de Jesús y para nuestro beneficio eterno, Él soportó tales ofensas y se convirtió en "un amigo más unido que un hermano" (Proverbios 18:24).


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué quiere decir que Jesús es amigo de pecadores?