settings icon
share icon
Pregunta

¿Deberían los cristianos celebrar el Día del Padre?

Respuesta


El Día del Padre es un día reservado para celebrar la paternidad, reconocer la influencia de los padres en nuestros hogares y sociedad, y fomentar los lazos paternales. También se celebra para honrar y conmemorar a nuestros padres y antepasados. Mientras que se celebra en los Estados Unidos el tercer domingo de junio, en muchos otros países la fecha oficialmente reconocida del Día del Padre varía. Se cree que el Día del Padre se observó por primera vez el 19 de junio de 1910, en Spokane, Washington, gracias a los esfuerzos de Sonora Smart Dodd, una mujer cristiana y la hija del veterano de la Guerra Civil Americana William Jackson Smart. La madre de Sonora murió cuando ella tenía 16 años, y quería un día que conmemorara y honrara a padres como el suyo, quien la había criado a ella y a otros cinco hijos. Una vez que comenzó a solicitar la idea de un Día del Padre oficial, se encontró con cierta oposición e incluso con mofa, pero perseveró. Se presentó un proyecto de ley en el Congreso en 1913, y en 1916, el presidente Woodrow Wilson habló en una celebración del Día del Padre en Spokane, Washington, queriendo hacerlo una fiesta oficial, pero el Congreso aún se resistía. En 1924, Calvin Coolidge intervino, y en 1930 se formó un comité nacional por varios grupos comerciales con el objetivo de legitimar la fiesta. La batalla continuó, y en 1966 el presidente Lyndon Johnson hizo una proclamación para el tercer domingo de junio para ser el Día del Padre. Finalmente, se convirtió en una fiesta nacional oficial cuando el presidente Nixon firmó una proclamación similar en 1972.

Aunque la Palabra de Dios no dice nada acerca de que se reserve un día específicamente para honrar a los padres, la Biblia sí reconoce un lugar de honor especial para los hombres que fueron líderes o ejemplos de excelencia en ciertas habilidades, como Jabal, que fue "el padre de los que viven en tiendas y crían ganado" y su hermano Jubal, que fue "el padre de todos los que tocan arpa y flauta" (Génesis 4:20-21). Además, cuando el nombre de Abram cambió a Abraham, Dios le dijo: "te he puesto por padre de muchas gentes" (Génesis 17:5), indicando claramente la paternidad como un lugar de honor en Sus ojos. Así, a pesar de que la Biblia no mencione un Día del Padre, podemos ver claramente que Dios sí reconoce la importancia de los padres e incluso les dio un honor especial a lo largo de la historia.

Además, podemos seguir este tema de la paternidad en la misma persona de Dios a través de innumerables escrituras (Mateo 5:45; 6:9,32; Romanos 1:7; 15:6; 1 Corintios 8:6). Hay muchas instancias en las que se habla de Jesucristo, el Hijo, honrando a su Padre y honrando la voluntad de su Padre (por ejemplo, Juan 17:1 y Juan 17:5). El apóstol Pablo enseñó que honrar al padre terrenal no solo es un mandamiento sino el primer mandamiento que, cuando se obedece, tiene la promesa de que las cosas irán bien y de vivir larga vida en la tierra. "Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra" (Efesios 6:2-3). A la luz de estos versículos, y muchos otros, parecería ser perfectamente honroso a Dios celebrar un día en el que los padres, la cabeza espiritual dada por Dios a la familia, podrían y deberían ser honrados. En última instancia, si se celebra o no un día o feriado específico es cuestión de preferencia personal. Tenemos la libertad de celebrar y la libertad de no celebrar si así lo elegimos.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Deberían los cristianos celebrar el Día del Padre?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon YouTube icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries