settings icon
share icon
Pregunta

¿Por qué los cristianos tratan de imponer sus valores sobre los demás?

Respuesta


A los cristianos frecuentemente se les acusa de tratar de imponer sus valores o sus creencias a los demás. La acusación más común es que los cristianos están tratando de "meternos su religión hasta por los ojos". Al abordar este tema, también debemos tratar la acusación implícita de que los cristianos son un grupo autoritario que trata de vulnerar los derechos de los demás. Por supuesto, ha habido tiranos que profesaban ser cristianos, sin embargo, los verdaderos seguidores de Jesucristo no buscan infringir los derechos humanos básicos de nadie. El mismo Dios que otorgó la voluntad al creyente también otorgó la voluntad al no creyente.

Dios extiende sus bendiciones generales a todos (Mateo 5:45); por lo tanto, la libertad para todos es un valor cristiano. El hombre es una creación especial de Dios (Génesis 1:27); por consiguiente, la dignidad humana y el respeto por el individuo son valores cristianos.

Algunos dicen que es un error intentar "legislar la moralidad". Nosotros decimos que es imposible no hacerlo. Toda ley "impone" los "valores" morales de alguien sobre otra persona. Una ley que prohíbe el asesinato, por ejemplo, impone la creencia de que el asesinato está mal y mantiene el principio cristiano de que la vida humana tiene un valor inherente.

Casi todo el mundo está de acuerdo en que el asesinato, el adulterio, el robo, la mentira y la codicia están mal. La mayoría de las personas están de acuerdo en que respetar a los padres es algo correcto. Esta percepción del bien y el mal, entretejida en la estructura de nuestra sociedad, refleja seis de los Diez Mandamientos de la Biblia. Aquellos que se oponen a la "imposición" de los valores judeocristianos deberían quizás esforzarse por revocar las leyes contra el asesinato, el perjurio y el robo.

Los cristianos no quieren imponer sus valores, pero sí reconocen que, en toda sociedad, los valores de alguien deben reinar de manera suprema. La pregunta es, ¿de quiénes serán los valores que predominarán? No existe un sistema neutral de valores. Por lo tanto, los cristianos se esfuerzan por hacer avanzar sus valores en la sincera creencia de que, en un mundo de convicciones contrapuestas, los valores cristianos son los que mejor promueven el bienestar general y preservan la tranquilidad de la sociedad.

Los cristianos no quieren imponer sus valores, pero ven la importancia de tener una autoridad superior a nosotros. Las sociedades que intentan producir un código moral basado únicamente en la razón humana, pueden ser manipuladas por quien tenga más votos o más armas. Ya sea que se trate de un déspota humanista como José Stalin o de una tiranía colectiva como la Revolución Francesa, la exclusión de los principios cristianos da lugar a que haya menos libertad, y no más.

Los cristianos no quieren imponer sus valores, pero sí quieren vivir pacíficamente en cualquier sociedad en la que habiten (Romanos 12:18; 1 Timoteo 2:2). Los cristianos están obligados a hacer el bien a todos (1 Corintios 6:10) y a orar por todos (1 Timoteo 2:1). Cristo enseñó a Sus seguidores a devolver bendición por maldición (Mateo 5:44), una enseñanza que Él modeló perfectamente (1 Pedro 2:23).

Hay quienes desean una sociedad puramente "secular" donde la religión sea confinada a su claustro y se silencie toda opinión cristiana. A esos individuos, les ofrecemos estos recordatorios:

1) Los cristianos tienen el mismo derecho a participar en el proceso político como cualquier otra persona. Esto significa que pueden votar, manifestarse, hacer lobby, reunirse y ocupar cargos públicos como cualquier otro ciudadano, y al mismo tiempo promover leyes que reflejen sus propios valores. Los cristianos no tratan de alterar el proceso político, solo participan en él, ya que es el derecho de todo ciudadano.

2) Los cristianos en una sociedad pluralista tienen el mismo derecho a expresar sus opiniones como cualquier otra persona. Esto significa que pueden emitir, escribir, hablar, publicar y crear material artístico a su antojo, expresando a la vez su propia visión de la moralidad. A veces se acusa a los cristianos de censura, porque han criticado cierto libro o han objetado que sus impuestos financian el discurso anticristiano, aunque no están quemando libros. La realidad es que la libertad de expresión es un valor cristiano.

3) Los cristianos en una sociedad con libertad religiosa tienen el mismo derecho a vivir sus creencias como cualquier otra persona. Esto significa que pueden predicar y enseñar el evangelio y vivir de acuerdo a la Biblia y a su conciencia. Cuando un cristiano dice: "Tienes que nacer de nuevo" (Juan 3:7), no está tratando de imponer sus valores; está diciendo la verdad, la cual cualquiera es libre de aceptar o rechazar.

No hay duda de que cuando los cristianos comparten el gozo que proviene de la fe en Cristo, algunos lo ven como un intento de imponer el cristianismo a otros. Pero la verdad es que como cristianos, sabemos que tenemos el antídoto para la miseria humana en esta vida y para la eternidad en el infierno en la siguiente. No compartir esa cura con otros, como nos ordenó Cristo (Mateo 28:18-20), sería como conocer la cura del cáncer y negarse a compartirla con el resto del mundo. No podemos imponer nuestras creencias a nadie; todo lo que podemos hacer es ofrecerles la cura y orar para que la acepten. Si algunos ven ese esfuerzo como una "imposición" de nuestras creencias sobre ellos, es un asunto de su percepción, no un reflejo de la realidad.

English



Retornar a la página inicial de Español

¿Por qué los cristianos tratan de imponer sus valores sobre los demás?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries