settings icon
share icon
Pregunta

¿Qué dice la Biblia sobre las hijas?

Respuesta


En lugar de referirse a los niños como "hijos", la Biblia con frecuencia se refiere a ellos como "hijos e hijas". En las genealogías del Antiguo Testamento, apenas se menciona a las hijas en comparación con los hijos, porque el linaje familiar, con sus bendiciones y maldiciones, se transmitía a través del varón. Sin embargo, en la mayoría de los otros lugares, los hijos varones y las hijas se mencionan juntos cuando se hace referencia a los hijos.

Una frase metafórica común en el Antiguo Testamento es hijas de Sión o hijas de Jerusalén, que se refiere a Israel en general y a la relación amorosa y paciente que Dios tiene con Su pueblo elegido (por ejemplo, 2 Reyes 19:21; Isaías 62:11). Jesús utiliza la misma frase en Lucas 23:28. Hija en el contexto de la metáfora hija de Jerusalén implica que Dios es un Padre amoroso para Su pueblo.

Las mujeres en muchas culturas (y ciertamente en la antigua cultura judía) eran consideradas las guardianas de la vida familiar y del hogar. Isaías pinta un cuadro conmovedor de cómo las mujeres y las familias se ven afectadas durante un tiempo de destrucción o juicio: "Y cual ave espantada que huye de su nido, así serán las hijas de Moab en los vados de Arnón" (Isaías 16:2). Ya que las mujeres son la fuente de la permanencia de un pueblo y la clave de la fertilidad, una referencia específica a las hijas de una sociedad que sufre un juicio conlleva la connotación de la pérdida de la vida e incrementa la sensación de peligro.

En el Nuevo Testamento, las hijas de Felipe tenían el don de la profecía (Hechos 21:9). En el día de Pentecostés, el Espíritu se derramó sobre todos los creyentes, lo que supuso el cumplimiento de la profecía de Joel 2:28-32: "y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas. . . . también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días" (Hechos 2:17-18). Tanto los hombres como las mujeres son vasos para el ministerio del Espíritu Santo.

La palabra hijas, al igual que la palabra hijos, se utiliza a veces de forma figurada en las Escrituras para referirse a personas con un atributo espiritual o una cualidad de carácter calcada a la de otra persona. Por ejemplo, a las esposas que se someten a sus maridos se les llama "hijas" de Sara en 1 Pedro 3:6, porque están siguiendo el ejemplo piadoso de Sara, quien obedeció a su esposo, Abraham.

El Señor quiere que nosotros, tanto hombres como mujeres, nos acerquemos a Él como nuestro Padre. Así como las hijas amorosas respetan y honran a sus padres terrenales con una conducta pura y un corazón alegre y agradecido, las hijas espirituales de Dios lo honran a Él. Las hijas de Dios, junto con sus hermanos, son el templo de Dios y Su morada (Mateo 23:8; Marcos 3:32-33; Juan 14:23).

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la Biblia sobre las hijas?
Suscríbete a la

Pregunta de la Semana

Comparte esta página: Facebook icon Twitter icon Pinterest icon Email icon
© Copyright Got Questions Ministries