¿Qué dice la biblia acerca de los padres que dejan una herencia a sus hijos?



 

Pregunta: "¿Qué dice la biblia acerca de los padres que dejan una herencia a sus hijos?"

Respuesta:
La herencia era el regalo de honor y el apoyo dado por un patriarca a sus hijos (y a veces a las hijas). Estaba destinada a la provisión y al estatus de la familia. La mayoría de las veces donde se menciona la herencia en la primera mitad del antiguo testamento, se refieren a Dios otorgando la tierra prometida a los israelitas, el Padre celestial proveyendo para Sus hijos e hijas. Ya que la tierra fue dada por Dios para las familias individuales, a las personas no se les permitía disponer de sus tierras de manera permanente. Si necesitaban venderla, tenía que ser devuelta durante el año de Jubileo (Levítico 25:23-38). La biblia estableció directrices específicas para heredar los bienes de la familia: el hijo mayor iba a heredar una doble porción (Deuteronomio 21:15-17); si no había hijos varones, a las hijas se les permitía heredar las tierras de su padre (Números 27:8); ante la falta de herederos directos, el criado o siervo preferido, o un pariente más lejano podría heredar la tierra (Génesis 15:2; Números 27:9-11). En ningún momento la tierra podría pasar a otra tribu. El propósito de pasar la tierra, era asegurar que la parentela tuviera un medio de sustento y supervivencia. La heredad se adoptó, y sólo Proverbios 13:22 habla de ella como una virtud especial.

El nuevo testamento no habla de una herencia física sino de una herencia espiritual. De hecho, en Lucas 12:13-21, Jesús le resta importancia a una herencia terrenal, explicando que ella puede conducir a la avaricia y a la obsesión con las riquezas. Es mucho mejor almacenar tesoros en el cielo. Nuestra herencia, como la de los israelitas, es de Dios (Hechos 20:32; Efesios 1:11, 14, 18). Y, al igual que Abraham (Hebreos 11:8, 13), no vamos a recibir nuestra herencia en esta vida (1 Pedro 1:4). ¿Cuál es esta herencia? Salmo 37:11 y Mateo 5:5 dice que es toda la tierra. Santiago 2:5 dice que es el reino de Dios, y Hebreos 11:16 la llama una patria celestial. 1 Corintios 2:9 dice que es tan maravilloso, que "Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman". Y Apocalipsis 21 describe un nuevo cielo y una nueva tierra donde Dios habitará entre Su pueblo y quitará las lágrimas, el luto, el dolor y la muerte.

Como creyentes, no estamos atados a la ley del antiguo testamento. Por el contrario, vamos a seguir los dos grandes mandamientos: amar a Dios y amar a los demás (Mateo 22:34-40). El antiguo testamento ofrece ejemplos prácticos de cómo cumplir los más grandes mandamientos. En cuanto a la herencia, el ejemplo de los padres es asegurarse que su familia quede protegida después de su muerte. En los tiempos modernos, esto no significa necesariamente la tierra, o incluso las posesiones materiales. Puede incluir el impartir un buen carácter, asegurándose que los niños tengan educación, o formándolos en una profesión. Pero, cuando la mayoría de la gente piensa en padres que dejan una herencia a sus hijos, se refiere a las posesiones materiales. La biblia apoya definitivamente la idea de que los padres dejen sus posesiones materiales/riquezas/o bienes a sus hijos. Al mismo tiempo, los padres no deben sentirse obligados a ahorrar todo para la herencia de sus hijos, descuidándose a sí mismos en el proceso. Nunca debería ser una cuestión de culpabilidad o de obligación. Más bien, debería ser un acto de amor, una forma definitiva de expresar su amor y aprecio hacia los hijos. Sin embargo, lo más importante es la responsabilidad de los padres para asegurarse de que los hijos estén conscientes de la herencia que recibirán si siguen a Cristo. Los padres deben enseñar a sus hijos acerca de las expectativas divinas (Deuteronomio 6:6-7; Efesios 6:4) y llevar a sus hijos a Cristo (Marcos 10:14). De esta manera, los padres pueden proveer para sus hijos de la mejor manera posible.

English


Retornar a la página inicial de Español

¿Qué dice la biblia acerca de los padres que dejan una herencia a sus hijos?