¿Cómo puedo prepararme para el matrimonio?



Pregunta: "¿Cómo puedo prepararme para el matrimonio?"

Respuesta:
La manera bíblica de prepararte para el matrimonio es la misma que la que uno debe hacer para cualquier etapa en la vida. Es el principio que debe gobernar todos los aspectos de nuestras vidas como creyentes nacidos de nuevo. Ese principio es: “...Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.” (Mateo 22:37)

Este no es un mandamiento que debería tomarse a la ligera. Es la pieza central de nuestras vidas como creyentes. Es elegir concentrarnos en Dios y Su Palabra, ocupándonos primeramente de todo nuestro corazón y toda nuestra alma y toda nuestra mente, en las cosas que complacen a Dios. La relación que tenemos con Dios a través del Señor Jesucristo, es el factor que pone en perspectiva todas las demás relaciones. La misma relación matrimonial está basada sobre el modelo de Cristo y la iglesia (Efesios 5:22-33). Cada aspecto de nuestras vidas está gobernado por nuestro compromiso como creyentes de caminar y vivir de acuerdo a “así dice el SEÑOR”. Nuestra obediencia a Dios y Su Palabra nos provee del equipo necesario para cumplir con el papel que Dios nos ha dado y ordenado en nuestro matrimonio y por supuesto nuestro papel en el mundo. Y el papel de cada creyente nacido de nuevo es el glorificar a Dios en todas las cosas (1 Corintios 10:31).

Así que entonces, mi respuesta para ti es que para prepararte para el matrimonio, camines como es digno de tu llamamiento en Cristo Jesús, convirtiéndolo en una relación íntima con Dios a través de Su Palabra. Enfócate en obedecerle en todas las cosas. El aprender a caminar en obediencia a Dios no es un simple aprendizaje del ABC. Es una elección diaria el dejar de lado los puntos de vista mundanos y elegir en su lugar el seguir el punto de vista de Dios. Caminar dignamente en Cristo, es rendirse uno mismo en humildad al único Camino, la única Verdad y la única Vida, día a día y momento a momento. Esa es la preparación que cada creyente necesita para estar listo para este gran regalo que llamamos vida.

La persona que es espiritualmente madura y camina con Dios, es la que está más preparada para el matrimonio que ninguna otra. El matrimonio demanda compromiso, pasión, humildad, amor y respeto. Estas características son más evidentes en una persona que tiene una íntima relación con Dios. Mientras te preparas para el matrimonio, concéntrate en permitirle a Dios conformarte y moldearte en el hombre o la mujer que Él quiere que seas. Si te sujetas a Dios, ¡Él te capacitará para estar listo para el matrimonio cuando llegue ese día maravilloso!


Retornar a la página inicial de Español

¿Cómo puedo prepararme para el matrimonio?