¿Cuáles son los puntos fuertes y los débiles de la postura pre-tribulacional del Arrebatamiento (pre-tribulacionismo)?



Pregunta: "¿Cuáles son los puntos fuertes y los débiles de la postura pre-tribulacional del Arrebatamiento (pre-tribulacionismo)?"

Respuesta:
En escatología, es importante recordar que casi todos los cristianos concuerdan en éstas tres cosas:

1) Vendrá un tiempo de Gran Tribulación, como el mundo jamás lo ha visto,

2) Después de la Tribulación, Cristo regresará para establecer Su reino en la tierra, y

3) Habrá un Arrebatamiento – una transición de lo mortal a la inmortalidad para los creyentes (Juan 14:1-3; 1 Corintios 15:51-52; 1 Tesalonicenses 4:16-17). La pregunta es ¿cuándo ocurrirá el Arrebatamiento en relación con la Tribulación y la Segunda Venida de Cristo?

A través de los años, han surgido tres teorías concernientes al tiempo del Arrebatamiento: el pre-tribulacionismo (la creencia de que el Arrebatamiento ocurrirá antes de que se inicie la Tribulación), med-tribulacionismo (la creencia de que el Arrebatamiento ocurrirá a la mitad de la Tribulación), y post-tribulacionismo (la creencia de que el Arrebatamiento ocurrirá al final de la Tribulación). Este artículo trata específicamente la postura pre-tribulacional.

El pre-tribulacionismo enseña que el Arrebatamiento ocurrirá antes que inicie la Tribulación. En ese momento, la Iglesia se encontrará con Cristo en el aire, y luego, poco después de esto, el Anticristo será revelado y comenzará la Tribulación. En otras palabras, el Arrebatamiento y la Segunda Venida de Cristo (para establecer Su reino) están separados por al menos siete años. De acuerdo a este punto de vista la iglesia no experimentará nada de la Tribulación.

Bíblicamente, la postura pre-tribulacional tiene suficiente fundamento. Por ejemplo, la iglesia no está destinada para ira (1 Tesalonicenses 1:9-10, 5:9), y los creyentes no serán alcanzados por el Día del Señor (1 Tesalonicenses 5:1-9). Se le prometió a la iglesia de Filadelfia, que sería guardada de “la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero” (Apocalipsis 3:10). Nótese que la promesa no es preservación a través de la prueba, sino liberación de la hora, esto es, por el período de tiempo de la prueba.

El pre-tribulacionismo también encuentra apoyo en lo que no se encuentra en la Escritura. La palabra “iglesia” aparece diecinueve veces en los primeros tres capítulos de Apocalipsis, pero, significativamente, la palabra no vuelve a ser mencionada hasta el capítulo 22. En otras palabras, a lo largo de toda la descripción de la Tribulación en Apocalipsis, la palabra iglesia está notablemente ausente. De hecho, la Biblia nunca usa la palabra “iglesia” en un pasaje relativo a la Tribulación.

El pre-tribulacionismo es la única teoría que mantiene una clara distinción entre Israel y la iglesia y los planes separados de Dios para cada uno. Los setenta “sietes” de Daniel 9:24, están decretados sobre el pueblo de Daniel (los judíos) y la ciudad santa de Daniel (Jerusalén). Esta profecía deja en claro que la semana setenta (la Tribulación) es un tiempo de purga y restauración de Israel y Jerusalén, no de la iglesia.

Así mismo, el pre-tribulacionismo tiene fundamento histórico. Considerando Juan 21:22-23, parece que iglesia primitiva creía que el regreso de Cristo era algo tan inminente, que lo esperaban en cualquier momento. De otra forma, no hubiera persistido el rumor de que Jesús regresaría cuando Juan aún viviera. La inminencia, que es incompatible con las otras dos teorías del Arrebatamiento, es un principio clave del pre-tribulacionismo.

Y la creencia pre-tribulacional parece ser la que más se ajusta al carácter de Dios y Su deseo de librar a los justos del juicio sobre el mundo. Los ejemplos bíblicos de la salvación de Dios incluyen a Noé, quien fue librado del diluvio universal; Lot, quien fue librado de Sodoma; y Raháb, quien fue librada del ataque a Jericó (2 Pedro 2:6-9).

Una debilidad percibida en el pre-tribulacionismo, es su relativamente reciente desarrollo como doctrina eclesiástica, no habiendo sido formulada en detalle hasta principios del siglo XIX. Otra debilidad es que el pre-tribulacionismo divide el regreso de Jesucristo en dos “fases” – el Arrebatamiento y la Segunda Venida – considerando que la Biblia no delimita claramente ninguna de tales fases.

Otra dificultad que enfrenta la creencia del pre-tribulacionismo, es el hecho de que obviamente habrá santos en la Tribulación (Apocalipsis 13:7, 20:9). Los pre-tribulacionistas responden a esto, distinguiendo a los santos del Antiguo Testamento y a los santos de la Tribulación, de la iglesia del Nuevo Testamento. Los creyentes que vivan para el Arrebatamiento, serán llevados antes de la Tribulación, pero habrá aquellos que vendrán a Cristo durante la Tribulación.

Y una falla final de la creencia pre-tribulacional, es compartida por las otras dos teorías; como el que la Biblia no expone una línea explícita de tiempo concerniente a los eventos futuros. La Escritura no enseña expresamente una creencia sobre otra, y es por eso que tenemos diversidad de opinión acerca del final de los tiempos, y cierta divergencia sobre cómo deben ser armonizadas las profecías relacionadas.


Retornar a la página inicial de Español

¿Cuáles son los puntos fuertes y los débiles de la postura pre-tribulacional del Arrebatamiento (pre-tribulacionismo)?