¿La Biblia promueve o prohíbe orar a los ángeles?



Pregunta: "¿La Biblia promueve o prohíbe orar a los ángeles?"

Respuesta:
Aunque no existe ningún versículo que declara explícitamente, "Usted no orará a los ángeles," es abundantemente evidente que no debemos orar a los ángeles. En última instancia, la oración es un acto de adoración. Y, tal como los ángeles rechazan nuestra adoración (Apocalipsis 22:8-9), así también rechazarían nuestras oraciones. Ofreciendo nuestra adoración u oración a alguien que no sea Dios, es idolatría.

También hay varias razones prácticas y teológicas por qué orar a los ángeles está mal. Cristo mismo nunca oró a nadie más que al Padre. Cuando sus discípulos le pidieron enseñarles a orar, Él les instruyó "Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos" (Mateo 6:9; Lucas 11:2). Si orar a los ángeles fuese algo que deberíamos hacer como sus discípulos, esto habría sido el lugar para que Él nos dijera. Claramente, debemos orar solo a Dios. Esto también es evidente en Mateo 11:25-26, donde comienza la oración de Cristo, "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra..." Jesús no sólo comienza sus oraciones dirigiéndose al Padre, pero el contenido de sus oraciones generalmente pide ayuda que podría concederse únicamente por alguien con poderes omnipotentes, omniscientes y omnipresentes. La oración a los ángeles sería ineficaz, porque son seres creados y no poseen estos poderes.

Jesús ora a favor de sus seguidores en Juan 17:1-26, solicitando múltiples bendiciones sobre ellos de Dios el Padre, incluyendo la santificación, la glorificación, y la preservación. Estas tres bendiciones sólo pueden venir de una fuente que actualmente las posee. Otra vez, los ángeles simplemente no tienen ese poder. Los ángeles no pueden santificarnos, no pueden glorificarnos, y no pueden garantizar nuestra herencia en Cristo (Efesios 1:13-14).

En segundo lugar, hay una ocasión en Juan 14:13 cuando Cristo Mismo dice a los creyentes que lo que pedimos en Su nombre, Él logrará porque Él intercede directamente al Padre. Ofreciendo una oración a los ángeles, no alcanzaría el nivel de una oración eficaz y bíblicamente guiada (ver también Juan 16:26). Ni los ángeles ni cualquier otro ser creado es representado como un intercesor con el Padre. Sólo el Hijo y el Espíritu Santo pueden interceder ante el trono del Padre. (Romanos 8:26)

Por último, 1 Tesalonicenses 5:17 enseña al creyente a orar sin cesar. Esto sólo puede ser posible si un creyente tiene acceso a un Dios que está siempre presente y disponible para escuchar las súplicas de todas las personas al mismo tiempo. Los ángeles no tienen esta capacidad — no son omnipotentes ni omnipresentes - y no están calificados para recibir nuestras oraciones. La oración al Padre por medio de Cristo es el único medio necesario y eficaz por el cual podemos comunicarnos con Dios. No, orando a los ángeles absolutamente no es un concepto bíblico.


Retornar a la página inicial de Español

¿La Biblia promueve o prohíbe orar a los ángeles?