La oración en silencio ¿es bíblica?



Pregunta: "La oración en silencio ¿es bíblica?"

Respuesta:
La Biblia puede no mencionar específicamente la oración en silencio, pero eso no significa que sea menos válida que la oración en voz alta. Dios puede escuchar nuestros pensamientos, tan fácilmente como puede oír nuestras palabras (Salmos 139:23; Jeremías 12:3). Jesús conocía los malos pensamientos de los fariseos mientras blasfemaban de Él, acusándolo de ser un instrumento del diablo (Mateo 12:24-26; Lucas 11:7). Nada de lo que hagamos, digamos, o pensemos, está oculto de Dios quien no necesita oír nuestras palabras para conocer nuestros pensamientos y nuestros corazones. Él tiene acceso a todas las oraciones dirigidas a Él, ya sean habladas o no.

La Biblia sí menciona la oración en privado (Mateo 6:6). ¿Cuál sería la diferencia entre orar en voz alta o en silencio si estás solo? Existen algunas circunstancias en donde sólo la oración en silencio es apropiada, p.ej. orar por algo solamente entre Dios y tú, al orar por alguien que esté presente, etc. No hay nada malo con la oración en silencio – en tanto no lo hagamos porque nos avergüenza ser vistos orando.

Quizá el mejor verso para indicar la validez de las oraciones silenciosas está en 1 Tesalonicenses 5:17: “Orad sin cesar.” El orar sin cesar obviamente no puede significar que estemos orando en voz alta. Más bien significa que debemos estar en constante estado de consciencia de Dios, donde llevemos cada pensamiento cautivo en obediencia a Él (2 Corintios 10:5), y trayendo cada situación, plan, temor o preocupación ante Su trono. Parte del orar sin cesar serán las oraciones que hablamos, susurramos, gritamos, cantamos, y pensemos en silencio, mientras dirigimos nuestros pensamientos en alabanza, petición, súplica y acción de gracias a Dios.


Retornar a la página inicial de Español

La oración en silencio ¿es bíblica?