¿Puede un cristiano tener negocios con un incrédulo?



Pregunta: "¿Puede un cristiano tener negocios con un incrédulo?"

Respuesta:
Es muy común la pregunta de si un cristiano podría tener negocios con un no creyente, o si la Biblia le prohíbe a un creyente formar una sociedad de negocios con un incrédulo. La Escritura citada con más frecuencia es “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (2 Corintios 6:14). Muchas veces, este verso es tomado como una prohibición contra el matrimonio de cristianos con inconversos. El matrimonio definitivamente debe aplicarse aquí, pero no hay nada en el contexto que lo limite al matrimonio. Todo tipo de “yugos desiguales” están prohibidos – matrimonio, amistades íntimas, lazos eclesiásticos, y sociedades de negocios.

El mandamiento implica que existe una gran diferencia entre el creyente y el incrédulo. Hablando en general, las motivaciones, las metas, y los métodos de un cristiano son incompatibles con aquellos del mundo. La fe cambia el carácter de un hombre. La ambición más grande en la vida de un cristiano, es la de glorificar al Señor Jesús y agradarle a Él en todas las cosas; en cambio el no creyente es, en el mejor de los casos, indiferente a tales aspiraciones. Aún si parece que tenemos mucho en común con un inconverso, el corazón se halla en una esfera enteramente distinta.

Segunda de Corintios 6:14 prosigue preguntando, “¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” Se dice que la gente tiene “comunión o compañerismo” cuando comparte algo. Los socios de negocios están unidos de tal manera que deben compartir cosas – lo que pertenece a uno le pertenece al otro. Esto es precisamente lo que significa “comunión o compañerismo.” Nuestro consejo es adherirse a la Escritura, y evitar unirse con no creyentes. “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amos 3:3).


Retornar a la página inicial de Español

¿Puede un cristiano tener negocios con un incrédulo?