Preguntas de la Biblia contestadas
 

¿Puede ser probado el monoteísmo?



Pregunta: "¿Puede ser probado el monoteísmo?"

Respuesta:
Definición del monoteísmo - Monoteísmo proviene de las palabras “mono” (único) y “teísmo” (la creencia en Dios). Específicamente, es la creencia en un solo y verdadero Dios, quien es el único creador, sustentador, y juez de toda la creación. El monoteísmo difiere del henoteísmo, que es la creencia en múltiples dioses con un Dios supremo sobre todos ellos. También es opuesto al politeísmo, que es la creencia en la existencia de más de un dios.

Hay muchos argumentos para el monoteísmo, incluyendo aquellos que provienen de una revelación especial (la Escritura) o revelación natural (filosofía), así como de la antropología histórica. Estas solo serán explicadas brevemente a continuación, y esto no debe ser considerado de ninguna manera como una información exhaustiva.

Argumentos bíblicos del monoteísmo - Deuteronomio 4:35 “A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de Él.” Deuteronomio 6:4, “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.” Malaquías 2:10ª, “¿No tenemos todos un mismo Padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?” 1 Corintios 8:6, “Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para Él, y un Señor Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas y nosotros por medio de Él.” Efesios 4:6, “un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.” 1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.” Santiago 2:19 “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.”

Obviamente, para mucha gente, no será aceptable el que simplemente se diga que hay un solo Dios porque así lo dice la Biblia. Esto es porque en primer lugar, sin Dios no hay manera de probar que la Biblia sea Su palabra. Sin embargo, uno podría argüir que, puesto que la Biblia contiene la mayor evidencia sobrenatural confiable, confirma lo que enseña y el monoteísmo puede ser afirmado dentro de estos términos. Un argumento similar serían las creencias y enseñanzas de Jesucristo, quien comprobó que Él era Dios (o al menos aprobado por Dios), por Su milagroso nacimiento, Su vida y el milagro de Su resurrección. Dios no puede mentir o engañar; por lo tanto, lo que Jesús creía y enseñaba era verdad. De esta manera, el monoteísmo en el cual Jesús creía y enseñaba, es verdadero. Este argumento puede no ser muy impresionante para aquellos que no están familiarizados con el caso de las confirmaciones sobrenaturales de la Escritura y Cristo, pero este es un buen lugar para comenzar para alguien que está familiarizado con su validez.

Argumentos históricos del monoteísmo - Los argumentos procedentes de la popularidad son notoriamente sospechosos, pero es interesante apreciar cuánto ha afectado el monoteísmo a las religiones del mundo. La teoría popular evolutiva del desarrollo religioso es el resultado de una visión evolutiva de la realidad en general, y la presuposición de una antropología evolutiva que es apreciada en las culturas “primitivas” como representativa de las etapas primarias del desarrollo religioso. Pero los problemas con esta teoría evolutiva son muchos: (1) La clase de desarrollo que describe, nunca ha sido observada – de hecho, no parece haber un desarrollo significativo hacia el monoteísmo dentro de ninguna cultura – en realidad parece ser el caso opuesto. (2) El método antropológico para la definición de “primitivo” es equiparable al desarrollo tecnológico; sin embargo, este criterio es escasamente satisfactorio puesto que son muchos los componentes de una cultura determinada. (3) Las supuestas etapas con frecuencia están perdidas o son salteadas. (4) Finalmente, la mayoría de las culturas politeístas muestran vestigios de un temprano monoteísmo en su desarrollo. Lo que encontramos es que este Dios monoteístico era personal, masculino, vivía en el cielo, tenía gran conocimiento y poder; era el creador del mundo y era el autor de la moralidad que debemos obedecer; que le hemos desobedecido y por lo tanto separado de Él, pero que ha provisto una manera de reconciliación. Virtualmente cada religión contiene una variación de este Dios en algún punto de su pasado, antes de convertirse en el caos del politeísmo. Por lo tanto, parece que la mayor parte de las religiones comenzaron en monoteístas y se “volvieron” politeístas, animistas, y mágicas – y no viceversa. (El Islam es un caso muy raro, habiendo regresado al punto de partida de una creencia monoteísta). Aún con este movimiento, con frecuencia el politeísmo es funcionalmente monoteísta o henoteísta. Es una rara religión politeísta, la cual no tiene a uno de sus dioses como soberano sobre los demás, con dioses menores funcionando solo como intermediarios.

Argumentos filosóficos / teológicos para el monoteísmo. Hay muchos argumentos filosóficos para la imposibilidad de la existencia de más de un Dios. Mucho de esto depende en gran manera de una posición metafísica concerniente a la naturaleza de la realidad. Desafortunadamente, en un artículo tan corto sería imposible argumentar estas básicas posiciones metafísicas y luego proceder a mostrar lo que éstas señalan con respecto al monoteísmo, pero baste con asegurar que existen fuertes bases filosóficas y teológicas para estas verdades milenarias (y muchas son claramente evidentes en sí mismas). Brevemente entonces, veremos aquí tres argumentos que uno podría decidir explorar (en accidentado orden de dificultad):

1. Si hubiera más de un Dios, entonces el universo estaría en desorden debido a las múltiples autoridades y creadores, pero no lo está; por lo tanto, hay un solo Dios.

2. Puesto que Dios es totalmente un ser perfecto, entonces no puede haber un segundo Dios, porque éstos deberían diferir en alguna manera, y el diferir de esa completa perfección es ser menos perfecto y ya no ser Dios.

3. Puesto que Dios es infinito en Su existencia, entonces Él no puede tener partes (porque las partes no pueden ser añadidas hasta alcanzar el infinito). Si la existencia de Dios no es solo una parte de Él (como lo es para todas las cosas que puedan existir o no), entonces Él debe tener una existencia infinita. Por lo tanto, no puede haber dos seres infinitos, porque uno tendría que diferir del otro, y el diferir de una existencia infinita, equivale no existir del todo.

Alguien querría argumentar que muchos de estos puntos no excluirían a una sub-clase de “dioses”, y está bien. Aunque sabemos que esto es bíblicamente imposible, no hay nada de malo en ello, en teoría. En otras palabras Dios pudo haber creado una sub-clase de “dioses” pero sucede que en este caso no lo hizo. Si Él lo hubiera hecho, estos “dioses” serían solamente limitadas cosas creadas – probablemente muy parecidos a los ángeles (p.e. Salmo 82). Esto no daña el caso para el monoteísmo, el cual no dice que no puedan haber otros seres espirituales – sólo que no puede existir la presencia de otro Dios.


Retornar a la página inicial de Español

¿Puede ser probado el monoteísmo?